El renacimiento

21 ago 2019 / 00:01

    El 22 de abril de 1993 cambió la vida de los seres humanos. Ese día los científicos del National Center for Supercomputing Applications anunciaron que el navegador Mosaic 1.0 estaba abierto al público.

    El internet modificó la visión de lo social, político y económico. Las redes transforman diariamente nuestra vida.

    De pronto, estamos más tiempo ‘online’ que ‘offline’, interactuando en un mundo que ha eliminado al verificador de contenido. Tenemos un amplio poder para comunicar a través de la plataforma que seleccionemos. Y un gran acceso al conocimiento, pero seguimos con un sistema educativo idéntico al del año 1893.

    Los estudiantes de hoy requieren habilidades blandas, entre las que figuran la comunicación, creatividad, capacidad para trabajar en equipo, diálogo, responsabilidad, honestidad, buenos modales, sentido común, optimismo, sentido del humor, empatía, compromiso y proactividad a la hora de resolver problemas y generar ideas innovadoras en beneficio de la organización. Ya no deberían ser máquinas de absorción de conocimiento empírico, eso lo hace la tecnología. Pero la solución no es simplemente usar tabletas, computadores, teléfonos inteligentes o ‘laptops’ en los salones de clases tradicionales. Eso solamente digitaliza el sistema educativo del siglo XIX. Es el contenido del sistema educativo y la forma de enseñar lo que hay que reestructurar. Así es que si pregunta por qué su hijo se aburre en el colegio o la universidad escuchando las penas que le cuentan sus profesores en clase, para después llegar a la casa y aprender álgebra en YouTube en pocos minutos, estos son los motivos. Para los estudiantes, ya no tiene sentido ir a clases tradicionales con un modelo que no es acorde a su forma individual de aprender.

    Las empresas tampoco están contentas. Los candidatos que aspiran ocupar las vacantes son, salvo excepciones, producto de un sistema educativo caduco, memorista y que en la mayoría de ocasiones excluye la pedagogía como una disciplina que los profesores deberían practicar para enseñar.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA