El jardín de las delicias

21 jun 2019 / 00:01

    Todos creemos que sabemos de todo, especialmente en la era del internet, donde los problemas y cuestionamientos están a un solo teclado: la sabiduría cibernética.

    Nuestra vida es cíclica y parece que nosotros como humanos involucionamos y no evolucionamos. La tecnología nos separa de la realidad, viviendo una vida paralela y desleal. Desleal porque pensamos que todos vivimos igual, que todos tenemos las mismas oportunidades, que todos pensamos similar y no es así. Involucionamos porque juzgamos desde lejos a otros, a los frágiles; acusamos y demandamos soluciones a situaciones ajenas a nuestra realidad.

    Las PPL se están matando en las cárceles y las juzgamos, compartiendo en reuniones sociales y familiares cómo jugaban pelota con la cabeza de ‘El Cubano’, acusando al Gobierno de no poder controlar las cárceles. La realidad nuestra no es tan simple, los problemas no se manejan desde una consola. Son más de 5 millones de ecuatorianos que están sin trabajo. Ese hombre o mujer que regresa a su hogar con cuatro o más hijos no llega ni con 5 dólares para comprar el almuerzo o la cena y a veces no logra traer nada. Madres o padres que se quedan en el hogar por situaciones adversas, los juzgamos sin conocer su realidad. Los hijos, como consecuencia de su hábitat terminan con pocas oportunidades.

    Algunos ven la vida de otros desde lejos, así es mejor no sentir el problema social que tenemos y su descontrol. El jardín de las delicias, de El Bosco 1490-1500, un tríptico que cuenta una historia muy parecida a la que vivimos, describe exactamente lo que cada ciclo experimenta en la humanidad. Nosotros podemos estar evolucionando tecnológicamente pero en términos humanos estamos involucionando, gracias a la tecnología nos hemos deshumanizado. No respetamos al prójimo, cero tolerancias hacia otros géneros, destruimos nuestro hábitat y por último estamos en búsqueda de nuevos planetas porque sabemos que a la Tierra le queda poco tiempo antes de colapsar. Mi pregunta al final es: ¿quiénes son los terrestres que vienen a destruir nuestro planeta?

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA