El “honor” del Estado

13 sep 2019 / 00:01

    El pasado 4 de septiembre la Corte Constitucional dictó sentencia en la que desterró la viveza criolla, instaurada en el correísmo para intentar maniatar a la prensa, de que el Estado y las entidades públicas dizque tenían “honor”, que podía quedar afectado por publicaciones inexactas. No es broma, hasta la Supercom de Ochoa echaba mano de semejante tesis, e incluso en un caso pretendió autosatisfacerse imponiendo sanciones.

    Dijo la Corte: “Los jueces y juezas que conozcan acciones de protección presentadas por organismos del Estado deberán tener presente que el Estado, así como las instituciones y personas jurídicas públicas que lo conforman, no son titulares del derecho al honor. Reconocer al Estado, sus funciones y órganos, como titulares de derechos que son inherentes a la dignidad humana, implica una desnaturalización de la noción de derechos constitucionales” (sentencia 282-13-JP/19, par. 108, i).

    El pilar de ese razonamiento -que el fundamento de los derechos es la dignidad humana- no impide, como bien dijo la Corte, que el Estado y sus instituciones gocen de las garantías del debido proceso (ser oído en igualdad de condiciones, presentar pruebas, etc.): “...a fin de garantizar un ejercicio de defensa en igualdad de condiciones en los procedimientos de carácter administrativo y judicial, [no obsta que] se reconozca la aplicación de las garantías del debido proceso para todas las personas naturales y jurídicas, incluso las de derecho público” (par. 31).

    La igualdad de las partes -públicas y privadas en los litigios- está en línea con lo resuelto en marzo de este año por la misma Corte, cuando dijo que no es inconstitucional eliminar privilegios procesales que la ley consagraba para el Estado, como la consulta obligatoria de las sentencias adversas, aun cuando no fuesen apeladas; y la imposibilidad de que queden abandonadas, por falta de impulso, las causas en que el Estado fuese demandante (dictamen 003-19-DOP-CC).

    Todo esto fuese impensable con la comisaría en que los vasallos del correísmo convirtieron a la antigua Corte.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA