domingo, 19 agosto 2018
19:08
h. Última Actualización

El césar

15 may 2018 / 00:00

    Algunos ansían mantener el “statu quo” que imperaba en la década perdida: ni hago, ni dejo hacer. Entonces, con qué calidad moral pretenden ahora pedir cuentas a quien, por mandato popular, ha iniciado el proceso de evaluación de las autoridades cuya designación le corresponde y, de ser el caso, terminar anticipadamente las funciones para las que estas autoridades fueron nominadas. Cuando tuvieron la aplanadora legislativa no hicieron nada y permitieron abusos de cuanto iluminado había en la década perdida. Este proceso de extirpación de la metástasis de la inoperancia y la corrupción fue ordenado por el soberano con votación arrasadora en la reciente consulta popular. El tiempo de los perversos tiene límite y les llegó la hora a esos malos elementos que hicieron lo que les vino en gana para satisfacer intereses particulares, y en muchos de los casos, lo que quería y ordenaba el caudillo.

    Al césar, lo que es del césar. Este Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio, hasta ahora ha demostrado independencia, algo inexistente durante los últimos 10 años. Muy bien por el presidente de la República, al dar su total respaldo al accionar de este consejo. Se evidencia que quiere a toda costa sacarse de encima las alimañas que puedan quedar de la era pasada. Al parecer algunos entendieron o les hicieron entender que no era el momento de entorpecer los procesos emprendidos por el Consejo, pues cumple lo ordenado por el pueblo y hasta el momento van encaminados hacia ese objetivo. Si la Asamblea quiere efectuar labores de control, que lo haga, pero cuando sea oportuno. Por ahora es mejor no estorbar para que al menos parezca que quieren contribuir a la desinfección de nuestro país.

    Cabe felicitar la actuación del Consejo, que con objetividad está haciendo desfilar a todas las autoridades para su evaluación, sin importar el cargo que ostentan. Esto no debe quedar en la simple destitución, sino en el inicio de los procesos legales pertinentes, para que paguen por todas las faltas cometidas. Se debe cumplir el mandato popular de manera obligatoria. Punto.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA