Ejemplo a seguirse

02 sep 2019 / 00:01

    Innumerables son los casos que se suceden en el país y que hablan muy elocuentemente de que la seguridad ciudadana corre peligro por doquier. Las autoridades pertinentes anuncian nuevas medidas y procedimientos. Exponen planes y proyectos para luchar contra la inseguridad. Pero de las buenas intenciones no pasan. Evidentemente que este, al igual que otros problemas que nos aquejan, no es de fácil solución, y menos como en el caso de nuestro país, en donde en muchísimas ocasiones se posponen intereses colectivos para dar paso a vanidades o sutilezas personales, y más grave aún, cuando se trata de imponer la vanidad sobre la realidad que nos envuelve.

    La ciudadanía, como era de esperarse, empieza a comprender que la inseguridad necesita ser enfrentada por sí misma ante la ineficacia, por diversas causas de los llamados a hacer lo que deben para luchar contra ella “por encima de los muertos”. Con esta manera de pensar están organizándose en los distintos barrios, ciudadelas, urbanizaciones de la ciudad de Guayaquil, comités integrados por sus moradores con el fin de autodefenderse de los embates de una delincuencia que aumenta en proporciones incalculables. Esto pone en evidencia que nuestra ciudad es apta para luchar contra sus enemigos.

    Tiene el ejemplo de quienes hicieron huir a piratas y bucaneros en épocas anteriores de su historia, para seguir creciendo como ciudad libre. Una vez más se pone de manifiesto, entonces, que son los pueblos los que por sí mismos forjan su porvenir.

    Dura la tarea que se han impuesto estos importantes sectores ciudadanos, pero positiva y valiente. Digna de ser imitada por todos.

    A los facinerosos y a los delincuentes, que por obvias razones son cobardes y por eso atacan en pandilla, hay que enfrentarlos, antes que huir frente su presencia. Esta actitud de la ciudadanía merece el respaldo de las autoridades, que deben arbitrar las medidas más coherentes para secundar a quienes van a enfrentar a la delincuencia son decisión y valentía. Todos los sectores de nuestra sociedad deben actuar de esta manera.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA