#QueSePareElEcuador

12 jun 2019 / 18:15

    Anteayer, para promocionar el partido de ‘La Tri’ contra Corea, un canal que lo transmitía convocó al país futbolero bajo la etiqueta de #QueSePareElEcuador. No sé si el país se paralizó, pero ganas pareció no faltarle: en calles y plazas se sintió el apoyo para la escuadra juvenil que dirige Jorge Célico.

    Ese entusiasmo paralizador deberíamos copiarlo. Por ejemplo, cuando el Gobierno nos endeuda, una vez más, y para justificarlo, usa datos con vaselina. O sea, resbalosos. Mentirosillos. Que la deuda es para “financiamiento”, dice. Pues no: financiar es “suministrar dinero a alguien para que desarrolle o fomente algo” y el que se acaba de obtener no va a desarrollar ni fomentar nada. Es nueva deuda para pagar viejas deudas. Y con la vieja táctica de los demagogos: “me endeudo yo, que paguen los siguientes”. Y encima a un interés real del 9,5 % anual, cuando la tasa promedio de nuestra deuda es de 6 %. ¡Una barbaridad!, más ahora que el riesgo país está a la baja.

    La táctica es repetida: en octubre de 2017, a solo 5 meses de iniciar su mandato, el régimen adquirió deuda por $6.700 millones. “Necesitamos financiamiento”, mentía el ministro de Finanzas de por entonces. No importa el nombre, siempre dicen algo parecido, llámense Carlos de la Torre o Richard Martínez. O Perico de los Palotes. Que la misma cosa son.

    En 2018 fueron $3.000 millones más, con lo cual el actual gobierno superó en deuda a su antecesor. El pasado enero 1.000 millones más, y ahora otros 1.000 para mantener el buen ritmo de financiamiento, perdón mentirosos, de endeudamiento.

    ¿Y no que el FMI venía a salvarnos con el reciente acuerdo? ¿O está tan mal el panorama que la otra deuda, una más, que adquiriremos con ese organismo baja la fiebre pero no cura el cáncer?

    No está mal que el país se paralice cuando una legión de guerreros nos devuelve algo de esperanza. Enhorabuena. Lo que está mal es que cuando los gobiernos mentirosos nos clavan más deudas, nosotros ni nos demos por enterados. El día que en que nos paremos para impedir que nos roben o nos mientan, ese sí será uno para etiquetarlo por siempre.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA