Ecuador es un país laico

10 jun 2019 / 00:01

    La educación nacional en todos sus niveles es libre de dogmatismos, de influencias políticas, de la exaltación de valores momentáneos anodinos y pasajeros que tanto mal causan en la conciencia y en la mente de la niñez y de la juventud.

    La Revolución liberal de 1895 instituyó el Estado laico, o sea la neutralidad religiosa en la vida pública, y por lo tanto en la educación, para crear la libertad de cátedra que permite que tanto educadores como estudiantes piensen y actúen de conformidad con su pensamiento, sin temor ni favor. De esta manera se forman juventudes abiertas a la crítica, a la discrepancia de criterios, con lo que se logran sociedades libre- pensadoras.

    El gobierno de la “década ganada”, que en estos momentos está en el despeñadero, metió las manos (y las uñas también) en todo lo que pudo. Y la educación no fue la excepción. El Ministerio de Educación repartió para los estudiantes de tercero de bachillerato libros con tendencias políticas descaradas, en los que se exaltan valores que nada significan para nuestra historia, como los de Hugo Chávez y la Revolución del siglo XXI, así como asuntos y lemas referentes al gobierno de Rafael Correa. Es decir que en lugar de ser textos de enseñanza para la capacitación intelectual de la juventud lo son para el adoctrinamiento y para la defensa de los principios que dice tener la “revolución ciudadana”. Esto no podía continuar más.

    Frente a la posición valiente y clara de diversos sectores ciudadanos que repudiaron públicamente este asunto, ha habido la receptividad en las autoridades del actual Ministerio de Educación, que han interpretado en debida forma este clamor y han resuelto retirar estos textos para entregar, según lo han afirmado, los que sí son de enseñanza para la verdadera formación de los niños y jóvenes del Ecuador.

    La “revolución ciudadana” no entendió que el Ecuador no es como otros países que se doblegan para largo rato y se ponen sumisos ante sus falsos “redentores”. Los ecuatorianos somos defensores de la libertad. Y la defendemos con valor, con coraje y con decisión.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA