Desprestigio histórico

16 sep 2018 / 00:00

    La falta de independencia de nuestra justicia, y de seriedad en el cumplimiento de los contratos, es tan antigua como el nacimiento de la República de Ecuador. En mis investigaciones desde el siglo XIX, me he topado con casos de mala actuación de la justicia con repercusiones internacionales. En Londres encontré un documento de 109 folios; su título me llamó la atención: “La historia de un juicio en la República de Ecuador, dedicada a la Cámara de los Comunes”; esta última, cuerpo legislativo del Parlamento inglés. El juicio se editó en Londres casi siglo después, en una colección titulada Creación de la Ley Moderna (1600-1926); incluye juicios durante más de tres centurias. ¿Por qué la editora lo puso? La respuesta es advertir a los inversionistas del riesgo que corren cuando hacen negocios en el extranjero. En la primera página se lee: “La narración a continuación es parcialmente escrita como consejo a aquellos profesionales que son contratados para hacer obra pública en el extranjero; parcialmente mostrar que a los súbditos ingleses en el extranjero generalmente no se les ofrece protección a la que ellos tienen derecho[...] pero especialmente para someter este caso en particular en el que he sido víctima al juicio imparcial del más alto tribunal en la tierra-la opinión pública inglesa...”

    El fallo del Tribunal de Arbitraje de La Haya en Holanda solo sorprende a quienes pretendieron burlarse del estado de derecho e institucionalidad de la Justicia de los países prósperos. Por su falta de conocimiento, los interesados pensaron que allá la justicia se somete a quien la corrompe, miente y hace más bulla. Para los demás, se conocía que el resultado sería el que se dio. Sin considerar el desenlace monetario, el fallo es un desprestigio más para Ecuador, los trapos sucios de nuestra justicia fueron mostrados en La Haya y en otros países donde pretenden fallos a favor. Este no será el último juicio que se pierde, la lista es grande, son algunos que están pendientes. Como son valores sobre los que el Estado no ha hecho ninguna reserva, no se encuentran en el presupuesto.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA