Consulta popular

01 jul 2019 / 00:00

    La resolución adoptada por la Corte Constitucional (CC) dentro del caso No. 11-18-CN (matrimonio igualitario) motivó que la ciudadanía del Ecuador reaccionaría pacífica, pero valientemente para rechazarla. Este rechazo obedece, en primer lugar a que violenta la Constitución al haberla reformado, como lo ha hecho, y para lo cual la CC no tiene competencia alguna. En relación con este aspecto, debe destacarse que el voto de cuatro de los jueces, doctores Hernán Salgado -presidente de la CC-, Enrique Herrería, Teresa Nuques y Carmen Corral Ponce, que no están de acuerdo con lo que equivocadamente opinan los otros cinco jueces, expresan con gran acierto en el texto de su opinión, lo siguiente: “El juez constitucional ni siquiera para proteger un derecho humano debe convertirse en sepulturero de la Constitución. Hay que tener presente que el juez constitucional no es un legislador y menos todavía un legislador constituyente”. La resolución en referencia no es consecuente con la petición que le formuló la Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Pichincha para que la CC opine sobre la antinomia que esa Sala dice existe entre el contenido de los artículos 52 de la Ley Orgánica de Gestión de la Identidad y Datos Públicos y el artículo 81 del Código Civil y el de la Constitución de la República del Ecuador y la Opinión Consultiva OC 24/17”. La consulta de la Corte de Pichincha en momento alguno se refiere al llamado matrimonio igualitario, como muy bien lo establecen los cuatro jueces antes mencionados. Es decir, que la resolución adoptada por los cinco viola la Carta Magna. Por esta razón, la ciudadanía debe exigir una consulta popular para que el soberano se pronuncie sobre si acepta o no el mal llamado matrimonio igualitario, cuyo verdadero nombre es el de matrimonio homosexual.

    Si al pueblo se le consultó si se debía matar o no a los toros en los cosos taurinos, con mayor razón se le debe consultar sobre este tema que atenta contra la familia y la formación integral de nuestra niñez y juventud.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA