Velocidad

09 nov 2019 / 00:23

    Ni el Foro de Sao Paulo ni el Consenso de Washington se lucen hoy en día, bien sea en sus versiones reales o en sus fatídicas caricaturas, por resolverle los problemas a una verdadera mayoría de la población.

    ¿Qué utilidad tiene entonces que ante la carencia de recetas verdaderamente operativas, sigamos amontonando crítica y ataque entre analistas y políticos, sembrando desconfianza en liderazgos y grupos sociales? La violencia política actual muestra incontrovertiblemente que el único camino hacia mejores días pasa por puntos de coincidencia, por insignificantes (¿o invisibles?) que parezcan en el vértigo diario.

    Obviamente, aquello no da ‘rating’, ni focaliza la atención, ni alimenta la conversación en redes. La mente humana es atraída por la polarización -dicen los estudiosos-, por los extremos, por el riesgo y por el conflicto, nunca por la ponderación o la prudencia, aquella virtud tan preciada de Aristóteles.

    Como animales sociales que somos, durante los eventos importantes interactuamos con más frecuencia e intensidad, circulamos más información, compartimos más opiniones y con más vehemencia (¡incluso noticias falsas!), asumiendo inconscientemente roles políticos. Las redes sociales explotan: gracias a ellas sabemos que nuestros círculos sociales primarios se cohesionan, endureciéndose hacia opiniones y personas distintas. Paradójicamente es solo un mecanismo de defensa que nos hace alimentar aquello mismo que nos pone en riesgo.

    Por ello hay que aprender y tomar ventaja de lo que pasa en tiempos de paz. Las ciencias de la información dicen que el activismo es una función directa de la velocidad con que circula la información. Por eso no se mueve igual quien lee una publicación académica anual que el ciudadano que lee un semanario, un diario o Twitter; a menor velocidad de circulación de la información mayor es el espacio para que prosperen ideas diferentes. Si queremos paz, podemos hacer algo. ¿Qué tan rápidos somos para emitir una opinión o para aplastar el botón de enviar? ¿Cuánto de la conflictividad y de la polarización está en nuestras manos?

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA