Tecnología y prudencia

09 sep 2019 / 20:27

    Hace pocos días el mercado de valores colombiano tuvo un importante golpe de confianza, cuando el presidente de la Junta Directiva de Avianca expresó, sin percatarse que estaba siendo grabado, que la compañía estaba quebrada. Esta expresión la utilizó dos veces en una reunión con los empleados de la compañía en San Salvador, donde mencionaba el incumplimiento de compromisos financieros, posiblemente requiriendo de los colaboradores una cuota de sacrificio.

    El resultado inmediato fue una caída del precio de las acciones en la bolsa de Bogotá, así como en la bolsa de Nueva York, donde también cotizan. La destrucción de valor para sus accionistas fue enorme, y los daños colaterales en cuanto a confianza por parte de proveedores, acreedores y otras partes relacionadas son difíciles de cuantificar de forma rápida. Las palabras sonarían naturales en un empresario que enfrenta problemas serios y que busca llegar a acuerdos con sus colaboradores, pero cuando se trata de una empresa que lista en el mercado de valores, que pertenece a decenas de miles de pequeños inversionistas, además de otros inversionistas institucionales, y que está obligada a hacer públicos sus hechos relevantes, las cosas son diferentes.

    Con la posibilidad de que cualquier persona el día de hoy se convierta en un “reportero free lance” al contar con un teléfono celular y acceso a redes sociales, una expresión se puede hacer viral, sin importar el contexto en el que haya sido dicha. Hoy quienes orientan la opinión pública y quienes tienen la capacidad de influir en las decisiones de mucha gente deben tener mayor prudencia con lo que manifiestan, incluso en situaciones privadas. A pesar de la rápida reacción de Avianca expresando que la compañía no estaba en situación de quiebra, y que las palabras eran coloquiales y fueron tomadas fuera de contexto, la destrucción de valor que causaron es innegable. Fundada en 1919 y siendo una de las aerolíneas operativas más antiguas del mundo, sería una pena que la compañía deje de operar, más aún sirviendo a nuestro país, provocando competencia y dando empleo local.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA