Escasez de líderes

10 sep 2019 / 16:28

    En toda organización pública o privada, es necesario contar como máximo dirigente con quien tenga suficientes méritos para dirigirla. Un buen dirigente con atributos de líder multiplica beneficios, un mal dirigente hace mucho daño, en el caso de un país los perjudicados son todos los habitantes.

    Para ser líder se requiere haber construido una personalidad a través de una vida cuyos actos y acciones hayan sido coherentes y útiles para el conjunto de destinatarios de su gestión, quien gobierna un país o lidera una entidad pública debe definir claramente líneas de acción maestras para alcanzar los fines propuestos, tener un completo conocimiento del entorno social que le permita comprender las diversas aristas y dificultades que confluyen en el camino a recorrer, aquello demanda experiencia, un líder no puede ser un improvisado, debe tener un bagaje de aprendizaje y vivencias que le permitan ser seguro en las decisiones que toma.

    El líder debe tener convicciones firmes, honestidad probada, luchar por lo que debe ser y no acomodarse a conveniencias transitorias, ser auténtico, sincero, con visión de futuro, inspirar confianza y credibilidad en sus dirigidos, no buscar agradar a todos y ser permeable a lisonjas o chismes que influyan en sus decisiones, ser democráticamente tolerante y a su vez enérgico en la aplicación de la Ley y ejecución de sus decisiones, querer lo que hace y no hacer lo que quiera, ser dueño de una aguda sensibilidad para percibir los verdaderos anhelos colectivos, obrar en beneficio de todos y no de un grupo de partidarios o amigos cercanos.

    Los ecuatorianos anhelan tener un gobernante que se ponga el traje de líder, están hastiados de políticos poco capacitados que solo piensan en elecciones, que privilegian la demagogia y el aprovechamiento inmoral de la función que ejercen. Dentro de los escasos gobernantes que ha tenido históricamente el Ecuador, hay que señalar ejemplos como los de Alfaro, Rocafuerte, Olmedo, que lucharon patriótica y honradamente por legarnos libertad, democracia, justicia, moral, porque fueron leales a sus ideales y a sus principios.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA