A 22 días

08 nov 2019 / 00:23

    Mediante oficio del 18 de octubre, dirigido a César Litardo, el presidente Lenín Moreno entrega el veto presidencial al COIP, en el cual pide a la Asamblea que consulte a la Corte Constitucional la factibilidad del artículo 150 (inexistente en la versión entregada al presidente).

    Vale la pena decir que en el artículo 150, de marras, justificaba el aborto en los casos de violación, e incluía que para el caso de la interrupción del embarazo como consecuencia de una violación “será necesario que el tiempo del embarazo no supere las 14 semanas de gestación y no se requerirá la preexistencia de una sentencia o resolución, bastará con la afirmación de la víctima ante el personal médico”. En resumen, el aborto se realizaría a simple demanda de la persona violada. Por ende, la criatura estará muerta, cuando se determine o no por la vía legal, la certeza de una violación.

    Si la Corte Constitucional, que ya validó el matrimonio “igualitario”, avanza sobre la legalización del aborto en el Ecuador es muy importante que exista la consciencia de que en un estudio elaborado por Click Report entre el 5 y el 12 de octubre, en 1.900 encuestas a nivel nacional, ante la pregunta específica que decía “La Asamblea Nacional no aprobó el aborto por razones médicas ni en casos de violación. ¿Está de acuerdo con esa decisión de la Asamblea Nacional?, el 68,93 % ratifica estar de acuerdo. Lo que significa que en caso de que se avance sobre esta legalización, solo un 31,07 % de la población estaría de acuerdo.

    ¿Estamos las familias ecuatorianas dispuestas a aceptar que la modernidad que impacta sobre nuestros valores siga cambiando nuestros principios de convivencia? Si no es así, háganlo saber, a sus amigos, a los medios de comunicación, a la misma Corte. No debería ser una opción que por estar alineados con los progres perdamos esos pilares de nuestra sociedad. Solo tenemos 22 días para detenerlos. El papa Francisco respondió con maestría a la pregunta de qué haría si una mujer violada le consulta sobre su deseo de abortar. Él respondió: “yo la entendería en su dolor, pero “no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema”.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA