Cierre de ONG en Guayaquil

31 may 2019 / 00:01

    Un análisis histórico/sociológico demuestra que no todas las organizaciones no gubernamentales (ONG), de nobles propósitos e impacto en la sociedad, sobreviven a sus fundadores.

    Hay muchos factores en juego para que se dé la sobrevivencia: los externos/contextuales/políticos y los internos como modelos administrativos, sostenibilidad, nuevos líderes comprometidos, visionarios e innovadores.

    Guayaquil ha experimentado, con enorme preocupación, el cierre de ONG contemporáneas forzadas por las presiones burocráticas de una visión estatizante/excluyente durante el gobierno anterior, que se concretó en los Decretos Ejecutivos # 16 y 739. Con fecha 23 octubre de 2017, el gobierno actual derogó tales cuerpos legales mediante Decreto 193, hoy vigente, aliviando en gran parte la tensión existente. No obstante, algunas organizaciones ya habían cerrado y otras aún batallan.

    A las que específicamente me refiero, transformaron el futuro de niños/niñas de la calle, dieron salud a otros con desnutrición y entregaron dignidad y cuidados a los ancianos.

    ¿Dónde y cómo están hoy los niños y ancianos que estaban recibiendo esa atención de calidad? ¿Cómo rescatar la pasión y la experiencia de sus fundadores y ejemplificarlas? ¿Fueron ya estas vidas humanas debidamente asumidas con recursos exclusivamente estatales? ¿Cómo se sentirán los ejecutores de este retroceso social?

    No todas las ONG son virtuosas y, en su vientre, a veces, se esconden objetivos espurios o evolucionan como trampolines para cubrir ambiciones perversas... De todo hay en la viña del Señor. Por esto es aceptable un control basado en el respeto y confianza en las ONG que pueden y deben convertirse en aliados y socios.

    En todo caso, en las sociedades libres contemporáneas, la sociedad civil (a la que pertenecen las ONG, ni públicas ni privadas), ocupan un rol fundamental, hoy denominado cuarto sector (antes tercero). Este tema habrá que retomarlo y profundizarlo, considerando las raíces históricas de Guayaquil, como ciudad pionera, cuantitativa y cualitativamente respecto de la sociedad civil.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA