Catar, uno de los países más ricos del mundo

13 ene 2019 / 00:00

En el viaje que hizo el presidente Moreno al Oriente visitó Catar, ya que nuestro país tiene relaciones diplomáticas permanentes. Entendemos que no fue solo para hablar de su programa para los minusválidos, sino que aprovechó para promocionarnos y tentar al Gobierno catarí para invertir en el Ecuador. Su embajadora es la señora Ivonne Juez de Baki, exministra de turismo y exembajadora en EE. UU.

Recordemos que Catar es un país situado en Asia occidental que ocupa la pequeña península de Catar, en la costa noreste de la península arábiga. A principios de 2017 su población total era de 2,6 millones: 313.000 ciudadanos de Catar y 2,3 millones de expatriados. El islam es la religión oficial. Es una economía de elevados ingresos, respaldada por la tercera reserva de gas natural y petróleo más grande del mundo.

Fue un protectorado británico a principios del siglo XX, hasta que obtuvo su independencia en 1971. En 2003, en el siglo XXI, Catar emergió como un poder significativo en el mundo árabe, pero no mantiene buenas relaciones con él porque se lo acusa de apoyar financieramente a varios grupos rebeldes durante la Primavera Árabe y actualmente es objeto de un bloqueo diplomático y económico por parte de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto.

El petróleo fue descubierto en el país en 1940 y transformó la economía catarí. Es un Estado miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Sin impuesto sobre la renta, depende en gran parte de la mano de obra extranjera para hacer crecer su economía, en la medida en que los migrantes componen el 94 % de la fuerza laboral. Un número creciente de cataríes educados en el extranjero, sobre todo en los EE. UU., están regresando a sus hogares para asumir puestos clave anteriormente ocupados por expatriados.

Riqueza bien manejada. Establecida en 2005, la Autoridad de Inversiones de Catar, con activos de $ 115 mil millones, es el fondo de riqueza soberana del país que se especializa en inversiones extranjeras. Debido a los miles de millones de dólares en excedentes de la industria del petróleo y el gas, el Gobierno de Catar ha dirigido inversiones a Estados Unidos, Europa y Asia Pacífico. Las autoridades han anunciado planes para cobrar impuestos sobre la comida chatarra y artículos de lujo, productos de tabaco y refrescos. Catar ha demostrado reservas de petróleo de 15 mil millones de barriles y campos de gas que representan más del 13 % del recurso global. Como resultado, es el Estado per cápita más rico del mundo. Ninguno de sus más de 2 millones de residentes vive por debajo del umbral de la pobreza. Las cuotas de la OPEP sobre la producción de petróleo crudo, el menor precio del petróleo y la perspectiva generalmente poco prometedora en los mercados internacionales redujeron las ganancias. Inmediatamente, los planes de gasto del Gobierno de Catar fueron recortados.

El Gobierno de Catar ha sido muy objetivo. Calcula que la producción de petróleo no se mantendrá en el nivel de 500.000 barriles (80.000 m³) por día durante mucho tiempo, ya que los campos petroleros nacionales se agotarán en gran medida para 2023. Para suerte de Catar, se han localizado grandes reservas de gas natural frente a su costa noreste.

Ecuador puede aprovechar. El Ecuador puede tentar a Catar para invertir en nuestro país pero, para ello tiene que reformar una buena cantidad de leyes y disposiciones y así demostrar que las inversiones que se realicen van a ser seguras. Ahora lo importante es obtener inversión extranjera y con el riesgo país que sigue subiendo no creo que sea muy atractivo invertir en el Ecuador.

Para que sí lo sea, no debe existir un impuesto a la salida de capitales (ISD). Las excepciones momentáneas del ISD no dan seguridad jurídica sobre el tema.

Sin proyectos nuevos relevantes de infraestructura o privatizaciones de compañías estatales en petróleo y compañías de servicios, es muy difícil que alguien se interese por invertir en Ecuador. También debe existir flexibilidad laboral, a más de disminuir el elevado gasto público y el endeudamiento estatal, que crean desconfianza dada la alta participación del Estado en la economía, porque la planilla de la ineficiencia del gobierno central la termina asumiendo el sector privado, tal como pasa ahora con el incremento de los precios de los combustibles.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA