Basta

11 jun 2019 / 20:01

    Estábamos bastante convencidos de que en el actual gobierno habría un ordenamiento racional en atención a obras y proyectos que, prioritariamente definidos, adecuadamente presupuestados y honestamente contratados, vendrían a satisfacer diversas necesidades.

    Estaba equivocado, pues leyendo las obras que pretenden ejecutarse próximamente, encontré horrorizado que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas ha proyectado un sistema metroférico de transporte público aéreo a ser instalado entre Quito y el aeropuerto internacional Mariscal Sucre, ubicado en Tababela, y que este ha sido considerado como un proyecto nacional de carácter estratégico.

    Como antecedente les recordaré la existencia del Teleférico turístico, que generó gran expectativa y que se construyó en Quito con una inversión de más o menos US$ 10 millones, actualmente en precarias condiciones, con las cabinas sucias, un mantenimiento pésimo e inexistente y con el espacio para la instalación de los comerciantes prácticamente desolado, debido a que no se reciben muchos visitantes en el lugar.

    Obligado a viajar todos los jueves a la capital, debemos asegurar que existen excelentes vías, tales como la Simón Bolívar, y que las dos vías de acceso hacia dicho aeropuerto son la Ruta Viva y la Collacoto, en las que se utilizan 40 o 35 minutos para llegar a Tababela.

    No somos tan tontos como para no comprender que al declararlo proyecto nacional todos deberemos pagar por su construcción, aunque no sirva para nada a ningún ecuatoriano, salvo a los viajeros que ya tienen cómo desplazarse cómodamente.

    El calificativo de estratégico no lo entiendo, ¿será acaso que desde las cabinas se instalará un personal armado para eliminar a los enemigos que estén abajo?

    El dinero, en lugar de despilfarrarlo en este absurdo proyecto, debería ser compartido con el Ministerio de Salud Pública, para evitar que se liquiden a los enfermos con cáncer al no tener recursos para ellos y, al recibírselos de esta manera, puedan salvarse los pacientes afectos de este mal, en un país monetarizado, donde hemos visto que la salud no cuenta para nada.

    Y sigo andando...

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA