Alcaldes

17 may 2019 / 19:07

    Hace 3 años Quito recibió la conferencia Hábitat III, el encuentro global más importante sobre cómo hacer mejores ciudades.

    En perspectiva histórica, no es poca cosa: desde que nuestros ancestros optaron por el sedentarismo las ciudades son el punto focal del bienestar social.

    Y cada vez que se posesionan nuevos alcaldes el tema de cómo liderar mejores urbes recobra importancia. Como anécdota, recuerdo que previo a Hábitat, varias cadenas hoteleras pidieron permisos al Municipio capitalino con la finalidad de recibir en sus flamantes inversiones a quienes llegaban para el evento. El Concejo de Quito y Rodas le han dejado a Yunda ese pendiente: cientos de millones de inversión productiva represados.

    Al igual que sucedía a nivel país durante el antiguo régimen, los mensajes errados y la ineficiencia de una alcaldía pueden impedir a sus habitantes beneficiarse de inversión fresca, empleo y oportunidades.

    Quito tiene hoy los peores indicadores de empleo del país -mientras se construye en sus entrañas el proyecto más grande que ha visto.

    Yunda, Viteri, Palacios, como una decena más de los doscientos y tanto nuevos alcaldes, atenderán poblaciones crecientes mientras se profundiza el fenómeno urbano. Sus decisiones y su capacidad de aprender de los expertos convertirán sus ciudades en puertos de bienestar o en símbolos del éxodo hacia polos urbanos más atractivos, incluso en el exterior.

    Enhorabuena nada de esto pasa sin el concurso de ciudadanos políticamente activos, principal definición de la verdadera ciudad.

    El empleo y la seguridad, el tráfico (incluido el inaugurado por las nuevas panzas de Samborondón), el saneamiento, el liderazgo académico, la economía del conocimiento y del ambiente, la correcta simbiosis con el campo y otras formas de inclusión, son algunos de los factores de los que las nuevas generaciones hablan y hablan, pero de los que ningún político conoce el mejor estado de la técnica.

    A capacitarse y asesorarse, señores alcaldes. A las buenas o a las malas, sí hemos de tener mejores ciudades.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA