199 años de libertad provincial del Guayas

10 nov 2019 / 00:01

    Mañana, hace 199 años, el líder y patriota Olmedo reunió una asamblea de representantes para que discutan y aprueben un texto jurídico-político: el Reglamento Provisorio de Gobierno de la Provincia Libre de Guayaquil, cuya finalidad era legitimar e institucionalizar lo que se había hecho el 9 de Octubre: la revolución y ruptura colonial.

    ¿Por qué criollos y mestizos ilustrados decidieron acompañar a Olmedo en esto? Porque el 9 de Octubre fue un acto insurreccional y de ruptura con la monarquía absolutista. Por eso los guayaquileños, por la vía de ese texto, crearon una nueva escena pública donde ya no habría “súbditos colonizados” sino ciudadanos libres, independientes, de una sociedad autónoma.

    En la coyuntura revolucionaria y en el nuevo escenario público había tres rutas: 1) el proyecto de unidad con Argentina, Perú, Bolivia, Uruguay, Paraguay y Chile, de San Martín; 2) el de Bolívar, que se lo había apropiado de Francisco de Miranda, la Gran Colombia: Venezuela, Colombia, Ecuador, y 3) el ciudadano, liderado por Olmedo, que creía que no era oportuno unirse a ninguno de los dos caudillos. Por eso el texto constitucional del 11 de noviembre es claro en decir en sus tres primeros artículos lo siguiente: 1.- La provincia de Guayaquil es libre e independiente; su religión es la católica; su gobierno es electivo; y sus leyes las mismas que regían últimamente en cuanto no se opongan a la nueva forma de gobierno establecida. 2.- Decreta la libertad de unirse con el colectivo más conveniente. 3.- Declara el libre comercio y termina con los monopolios españoles y peruanos; más 17 artículos. Esto decidió y proclamó la provincia hace 199 años. El documento fue firmado por los dos patriotas más lucidos de ese proceso revolucionario: los ilustrados Olmedo y el exsecretario particular de Francisco de Miranda, José de Antepara. Aún se discute si el texto final fue de los dos o también lo redactó el jurista Luis Fernando Vivero. Quien lo haya hecho nos dejó un importante legado histórico de identificación y afirmación sociopolítica, ideológica, cultural e institucional que todo guayasense debe saber, porque es parte de los deberes cívicos y políticos de todos, como ciudadanos libres, independientes y autónomos.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA