Un gran ejemplo de educación para los guayaquileños y todos en general

18 jun 2019 / 00:01

    A través de su prestigioso Diario deseo dar mi más afectuosa felicitación a toda la congregación de los Testigos de Jehová por el excelente y ejemplarizador comportamiento en y durante su reunión en el estadio Barcelona. Todo estuvo impecable; ellos limpiaron las calles adyacentes, al terminar el ciclo de reuniones no hicieron escándalos ni gritos destemplados, todo fue educación y orden. ¡Qué bello panorama de amor a la ciudad que los acogió y a sus compañeros que organizaron el evento!

    Debo reconocer que a mi querido pueblo le dieron con guante blanco, el pueblo guayaquileño. Con pena y vergüenza, debo decir que es sucio, patán, bochinchero. Que este ejemplo cale en la conciencia de los guayaquileños y no guayaquileños, y que aprendan que la educación y buen comportamiento se los debe demostrar siempre; que debemos ser eufóricos, alegres, amantes del deporte, pero respetando a la ciudad y a sus semejantes.

    A mis alumnos siempre les digo: podemos ser rubios, morenos, colorados, gordos, flacos, vivir en casa de cemento, en un castillo, en una casa de madera o de caña, etc., lo importante del ser humano es ser educado. Aprendamos a vivir como seres humanos racionales, demostremos que amamos a nuestra ciudad y a nuestros semejantes.

    Martha Jurado Rodríguez

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA