“No toda tragedia puede ser un negocio”

13 jun 2018 / 00:01

Una empresa norteamericana canceló el lanzamiento de un videojuego que simulaba una balacera en una escuela. La temática era que los jugadores asumían el papel del tirador o de los policías que trataban de detenerlo. La tecnología agarra aceptación rápido, traduciéndose este efecto en abundantes ganancias. Pero, olvidaron sopesar el background que lo soporta, esto es, las experiencias traumáticas de los sobrevivientes y padres de familia que pierden a sus hijos en esas balaceras. Y, lo más riesgoso, despierta el deseo de llevarlo a práctica en la vida real, lo cual pone en riesgo a la comunidad.

Eco. Marysol del Castillo

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA