La tergiversación de las palabras manipula la opinión pública

11 oct 2019 / 00:00

    “Recomiéndeles que se queden en el páramo”, fue la respuesta del exalcalde de Guayaquil dicha en una entrevista y tergiversada de inmediato para acusarlo de regionalismo y xenofobia. Si analizamos el texto, simplemente resalto su hábitat. Dolores Cacuango, líder indígena, dijo su famosa frase: “Somos como la paja de páramo que se arranca y vuelve a crecer... y de paja de páramo sembraremos el mundo” y nadie la censuró cuando reafirmó el lugar de procedencia y lo comparó con el tallo seco de las gramíneas.

    La tergiversación de las palabras manipula, engaña e intoxica la psiquis del individuo.

    El caldo de bolas no lleva papa, pero todos comen sopa de queso, por eso urge e importa la paz en el Ecuador. El desabastecimiento en nuestros mercados provoca viajes astrales a una destrozada Venezuela.

    Fomentar delitos de odio entorpece los sentidos y es uno de los mejores aliados para destruir democracias bajo la muletilla de anticipar elecciones, permitiendo así que anteriores bajo la figura “de segundo a bordo” regresen a mayor destrucción.

    La protesta es parte de la historia pero ninguna persona en sano juicio acepta y fomenta la destrucción de la propiedad privada y pública.

    El paro terminará, pero lo importante es elegir bien y no a quien sepultará al Ecuador con todos sus habitantes vivos.

    Isabel de Cordovez

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA