“La corrupción es un indigno y malsano hábito que debemos eliminar”

15 sep 2018 / 00:00

    Ha nacido una nueva elite..., la de las mujeres corruptas ...! Este rol era ‘privilegio’ de los hombres, que jugaban a ser notables o politiqueros y mediante negocios turbios se apropiaban del dinero ajeno; pero con la aparición del correato, el “salvador de la patria “o mejor dicho el aniquilador de la misma, les dio poderío a las mujeres, concediendo altas dignidades.

    Estas les quedaron demasiado grandes (salvo excepciones) por no tener sabiduría ni la preparación académica inherente al cargo, incluso algunas con títulos falsos; eso sí con sobradas ínfulas, vocabulario y desplante matonil, copiados del dictador y sus compinches quienes se aprovecharon de su vanidad, ignorancia y ambición para hacerlas sentir importantes.

    ¿Qué les sucedió a las mujeres de la patria, otrora respetuosas de los valores morales, éticos, cívicos y de los derechos humanos?

    La corrupción no debe ser parte de la vida, es un indigno y malsano hábito que debe eliminarse de raíz para poder tener un presente y futuro glorioso. Hay que engrandecer a la patria con buenas obras, pero jamás denigrarla, so pena que la vida misma se encargue de cobrarnos la felonía causada.

    Las mujeres ecuatorianas apolíticas, no afines con la tiranía y barbarie vivida en el pasado y del cual aún quedan malignos rastros, sentimos vergüenza ajena, pero la fe en Dios y la esperanza nos obligan con amor y por deber a seguir luchando por nuestro querido Ecuador.

    Myrna Jurado de Cobo

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA