Es un triste feriado

11 oct 2019 / 00:00

    No pudimos siquiera celebrar a Guayaquil en sus fiestas, simplemente no tuvimos cabeza para eso. Nuestra mayor preocupación en estos días era conseguir algo de comida y resguardarnos en nuestros hogares para que no nos suceda nada.

    Un 9 de Octubre digno de no recordar, muy lejos de ser una festividad a causa de los sucesos que todos conocemos.

    Esperamos con ansias que las celebraciones del otro año por el bicentenario de Guayaquil no sean opacadas por ningún tipo de protestas o desmanes y podamos botar pacíficamente la casa por la ventana.

    Este feriado pasará desapercibido para muchos.

    Antonio Reinoso

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA