El valor de la crítica destructiva

09 nov 2018 / 00:00

    La crítica destructiva que nos hagan puede ser aprovechada para lo bueno si desechamos la mala intención de ella y acogemos lo que nos beneficie. Dice un proverbio persa: “si alguien te dice que eres un caballo, ignóralo; si dos te lo dicen, ponle atención; pero si tres te dicen lo mismo, cómprate una silla de montar”; no nos ofendamos y veámosle lo bueno, con ella podremos transportar a alguien o correr en el hipódromo.

    Señor Director, a los criticones dañinos lo mejor es ignorarlos y no responderles, ahí se ponen mas “trompudos”; como dice M. Shelley: “si somos atacados por un dragón, no nos volvamos como él”.

    Miguel Ulloa Paredes

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA