“El nombre de un político es más que una marca, es un referente”

17 may 2018 / 00:00

    Los políticos, artistas, diseñadores de moda, etc., ejecutan su trabajo para establecer su marca creando perfumes, obras tangibles, pero en otras ocasiones ellos aceptan que sean bautizadas por iniciativa de otros.

    Hace 5 millones de años, un lagarto caminaba sobre la tierra y era el terror de los insectos. Cuando unos paleontólogos descubrieron los fósiles del espécimen en 2012, decidieron llamarlo Obamadon porque sus dientes les recordaban a la impecable sonrisa de Obama.

    Di Caprio prestó su nombre a un insecto,. Una especie de escarabajo fue llamada Grouvellinus leonardodicaprio.

    En Ecuador también tenemos lo nuestro. El presidente García Moreno no pierde popularidad, pese a su muerte ocurrida en 1875, los vendedores de látigos promocionan “lleve el garciamoreno porque saca lo malo y pone lo bueno”, también existen panes con el mismo nombre. La dualidad del personaje, para unos fue santo y para otros demonio, sigue cumpliéndose.

    Un día escuché a un vendedor informal promocionar ‘cinturones’ y no su sinónimo. Le pregunté por qué ese cambio y me dijo “si lo menciono como antes, nadie me compra”. Ahí un ‘análisis morocho preventivo’ de no ser lastimado por aplicación de una estrategia incorrecta de márketing. El nombre de un político, es más que marca, es un referente para la eternidad.

    Ing. Isabel de Cordovez

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA