Cirugías plásticas: “Cómo reducir el riesgo de muerte en el quirófano”

08 dic 2018 / 00:01

Primero quisiera aclarar que toda cirugía tiene su riesgo. Entre las principales complicaciones tenemos: trombo embolia pulmonar (coágulo de sangre o grasa que se origina en los vasos sanguíneos de cualquier parte del cuerpo y viaja hasta el pulmón), hemorragias, infecciones, problemas cardiacos y complicaciones con la anestesia.

Para reducir los riesgos es necesario evitar cirugías que duren más de 4 horas, es decir evitar las cirugías múltiples o llamadas combos. La anestesia debe ser aplicada por un anestesista profesional independiente. El paciente debe informar a su doctor si sufre de coagulación de sangre o algún familiar lo ha padecido. El paciente deberá informar si sufre de diabetes y qué tipo de medicamentos toma o ha tomado. No olvidar mencionar si se tiene alergia a algún medicamento. Es necesario que un cardiólogo haga los siguientes exámenes antes de una operación quirúrgica: electrocardiograma, prueba de esfuerzo (ergometría), ecocardiograma y la prueba de troponima t de alta sensibilidad en la sangre. El cardiólogo deberá informar los resultados al cirujano plástico y al paciente para decidir si es aconsejable operar o no.

Es recomendable acudir a un cirujano plástico profesional con buena trayectoria y prestigio; o que alguna instititución con credibilidad nacional e internacional lo acredite como tal.

Ignacio Fernando Jaramillo

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA