Ante inquietudes ciudadanas, bienvenidas caricaturas que propician informes

23 ago 2019 / 00:01

Una caricatura periodística tiene por finalidad comunicar una crítica o hecho económico de manera resumida. Es el lector quien debe interpretar su mensaje, que para este caso particular: “Ojo: la infraestructura cuesta lo que cuesta.”, realmente origina dudas a la ciudadanía por las sig. razones: no se demuestra con estudios serios e independientes del gobierno que la refinería de Esmeraldas esté afectando el ambiente; tampoco el gobierno, a través de su consejero, presenta información de cuánto beneficiaría a Esmeraldas respecto a empleo y desarrollo, ni dice nada sobre cuántos millones más debe gastarse para lograr el funcionamiento adecuado de las plantas. Por estas inquietudes surge una caricatura; si esta ha propiciado aclaraciones gubernamentales que no satisfacen, se tiene la oportunidad de que el mandatario, en cadena nacional, explique cuáles serían los beneficios de concesionar la refinería. Quiere la ciudadanía que el gobierno informe qué gestiones ha realizado ante la justicia para demandar a quienes gastaron nuestro dinero en repotenciar la refinería; no es admisible que habiéndose destinado más de $ 2.200 millones, esas instalaciones no sirvan ni para cubrir el consumo interno de productos derivados del petróleo y nadie responda por tamaña irresponsabilidad y corrupción. Conclusión: bienvenidas las caricaturas.

Víctor Terán

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA