Assange. Una salida inesperada

18 abr 2019 / 00:00

La repentina salida de nuestro conflictivo y singular huésped de la embajada ecuatoriana en Londres, ha causado mucho revuelo, no solo en el país sino en el mundo entero.

Mucha gente se encuentra satisfecha y apoya la decisión de nuestras autoridades y asimismo, otras tantas la critican, de acuerdo a su punto de vista, a sus intereses políticos y a otras razones inciertas y desconocidas, que la mayoría de la gente ignora.

Asimismo, personalmente y, como muchos de los simples espectadores de lo que ocurre en nuestro entorno y, a sabiendas de que este caballero siempre tuvo una actitud criticable y prepotente, que incluso lo llevó a menospreciar al país que lo protegió proporcionándole albergue por más de seis años, nos congratulamos por tal decisión pues, lo que menos se espera de un “arrimado” que recibe favores, es el agradecimiento, una virtud que, al parecer, este individuo desconoce por completo.

Señor director, lo que le resta al mundo es seguir, minuciosamente, el desarrollo de esta historia, con tintes y características de telenovela y que, como tal, nos mantiene expectantes, en espera de su final desenlace.

Fabiola Carrera Alemán

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA