Ofensiva de Trump puede perjudicar comercio de alimentos entre EE.UU. y Cuba

Las pocas importaciones desde Estados Unidos podrían empeorar la escasez de alimentos en la isla mientras sigan apoyando a Nicolás Maduro.

28 may 2019 / 12:11

La decisión del Gobierno de Trump de permitir demandas contra entidades extranjeras que hacen uso de propiedades cubanas nacionalizadas puede perjudicar las ventas de alimentos de Estados Unidos a Cuba, según proveedores y fuentes comerciales estadounidenses en La Habana.

Agricultores estadounidenses y empresarios del sector han vendido cerca de 6.000 millones en aves de corral, soya, maíz y otros productos a Cuba desde el 2001, bajo una excepción al embargo comercial de Washington que permite ventas a la isla pagando en efectivo, que ayudan a aliviar la escasez local.

Sin embargo, este mes, Washington permitió que una sección inactiva de la Ley Helms-Burton de 1996 entrara en vigor a medida que aumenta la presión política sobre Venezuela y Cuba.

El Título III de la ley de sanciones contra Cuba, suspendida por presidentes anteriores, establece que cualquier persona, cuya propiedad haya sido nacionalizada tras la Revolución de 1959, incluso si no eran ciudadanos estadounidenses en ese momento, pueden demandar a cualquier individuo o compañía que se beneficie de sus antiguas propiedades en la isla.

Bajo el sistema actual de importaciones a Cuba, un exportador estadounidense contrata ventas con Alimport, importador estatal cubano, que luego emite una carta de crédito de un banco de un tercer país. Cuando la empresa estadounidense recibe el dinero cubano a través del banco, entrega los alimentos a dicha compañía del país caribeño.

Un banquero occidental, que al igual que otros empresarios y diplomáticos entrevistados pidió el anonimato, dijo que los abogados de instituciones financieras desconfiaban cada vez más de aprobar transacciones en Cuba, incluso si sus clientes no estaban infringiendo las sanciones.

“Los desafíos crecientes de obtener cartas de crédito para exportar alimentos a Cuba son un fuerte indicador de que el Congreso estadounidense debe actuar para proteger el comercio agrícola del título III”, dijo a Reuters, Paul Johnson, presidente de la Coalición Agrícola Estados Unidos para Cuba.

Los esfuerzos del presidente Donald Trump para presionar a La Habana para que abandone su apoyo al líder izquierdista de Venezuela, Nicolas Maduro, han aumentado los problemas económicos en la isla en una disminución de importaciones de alimentos desde Estados Unidos que podría empeorar la escasez actual.

Alimport dijo recientemente a algunos exportadores estadounidenses de alimentos a Cuba que los contratos pendientes deberían cumplirse antes del 27 de mayo, sin pedir nuevos envíos, como suele ocurrir. Alimport no proporcionó ninguna explicación para el movimiento.

Mientras, autoridades cubanas no respondieron a una solicitud de comentarios sobre esta historia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA