¿Cómo es la vida del hombre que vive como perro?

El británico pide que lo reconozcan como “transespecie”, pues se siente y hace lo mismo que un canino.

07 jun 2019 / 16:35

Tom Peters, un británico de 32 años de edad, dejó la vida de un ser humano común y corriente para convertirse en un “cachorro dálmata”.

El hombre, que es tendencia por tomar esta excéntrica medida, habló de su decisión en el programa inglés This Morning y pidió ser reconocido como “transespecie”.

“Vivir la vida de un cachorro te deja disfrutar de cosas simples en la vida”, contó sobre lo que lo motivó a dar este cambio. También dijo que le encanta jugar y ansía empezar a morder los juguetes de los niños.

“Cuando descubrí la vida canina, lo primero que tuve fue un collar naranja y una correa. A lo largo de los años he reunido muchos accesorios y trajes para perfeccionar mi apariencia dálmata”, añadió.

Su deseo de pasar a ser perro ocasionó que su esposa, Rachel, le pidiera el divorcio, pero eventualmente ella pasó a ser su ama y hoy en día cuida de él. “Estoy orgullosa de él porque fue fiel a sí mismo. Lo extraño, pero ahora estamos más cerca que nunca”, declaró en el programa.

La transición de la vida humana a la perruna se dio primero con el nombre. De Tom, pasó a llamarse Spot y ahora usa un atuendo personalizado con manchas e incluso tiene correa y un recipiente para beber agua. Ante las críticas, el hombre pide solamente que lo respeten. “Las personas lo ven como algo loco y que no debería ser visto, pero solo quiero divertirme y que me traten como un dálmata”, alegó en el programa.

Este no es el primer caso de una persona que busca ser considerada como transespecie. En años anteriores, la estadounidense Eva Tiamat gastó más de 50 mil dólares para tener apariencia de reptil. Su caso, al igual que el del “hombre dálmata” también fue tendencia en redes sociales.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA