Tres obras en Babahoyo esperan su apertura

Transcurrirán meses para que los nuevos edificios entren a operar - La movilización interprovincial, entre las afectadas

12 feb 2014 / 22:50

La falta de recursos u obras complementarias son algunos de los motivos por los que tres edificios públicos aún no empiezan a funcionar en Babahoyo. Se trata de la remodelada Prefectura, la nueva terminal terrestre y el colegio réplica Eugenio Espejo.

La operación de la terminal terrestre en la capital fluminense es la obra más esperada, la misma cuya apertura se anunció en más de una fecha.

Su gerente, Renato Moreira, aseguró que se ultiman los detalles para que esta dependencia “sea inaugurada en las próximas semanas”.

Añadió que trabajan en temas administrativos, colocación de mobiliarios y torniquetes; así como en la construcción del acceso entre la terminal y el Paseo Shopping de Babahoyo.

El pasaje de conexión consiste en la adecuación de paredes, cubierta, ventanales exteriores, cerámica y elementos decorativos. El paso peatonal tiene 30 metros de largo por 12 metros de ancho.

La edificación cuenta con dos plantas: en la parte superior funcionarán áreas administrativas y en la baja constarán las 21 boleterías para las cooperativas de transportes intercantonales e interprovinciales. También tiene 16 locales comerciales y 8 especiales que están acondicionados para el expendio de comidas rápidas.

La alcaldesa de Babahoyo, Kharla Chávez, indicó que la terminal empezaría a funcionar cuando se termine la construcción de las vías de ingreso a la ciudad.

Otra de las obras que está terminada es el colegio réplica Eugenio Espejo, ubicado en la vía a Montalvo, en el sector Brisas del Río.

El gobernador de Los Ríos, Jesús Narváez, señaló que al momento los trabajos se concentran en la salida de las aguas servidas a la planta de tratamiento y luego hacia el río, porque el sector no cuenta con alcantarillado.

Según Narváez, la obra física fue entregada en una primera fase y faltan los trabajos anexos al contrato relacionado al plan de desechos ambientales.

Añadió que está en manos del Ministerio de Educación la inauguración de los planteles de Babahoyo y Quevedo.

El establecimiento de Babahoyo tendrá capacidad para cerca de 900 estudiantes que serán distribuidos en la jornada matutina y vespertina.

El establecimiento cuenta con dos bloques de seis aulas pedagógicas cada uno, con capacidad para 35 alumnos y con cubierta de policarbonato en la parte central del pasillo. Dispone de un salón comedor o de uso múltiple climatizado con cocina, bodega, refrigeración, baños y lavamanos para 70 personas, donde se ofrecerán desayunos y el alimento escolar.

La unidad tiene dos salas para biblioteca virtual y convencional, laboratorios climatizados de Química, Física y Ciencias Naturales. También un área de inspección, laboratorio tecnológico de Informática, una plaza cívica adoquinada con áreas verdes en las esquinas y un cuarto de máquinas con planta de agua potable.

A nivel de nacional estas entidades serán consideradas Unidades Educativas del Milenio con la reestructuración de tecnología y servicio de transportación para los estudiantes.

La falta de recursos económicos también ha generado un retraso en la entrega oficial de la remodelación del edifico del Gobierno Provincial de Los Ríos. El prefecto Marco Troya afirmó que la obra civil fue entregada en un 98%.

Se ejecuta el 2% restante, que corresponde a la instalación del sistema tecnológico, climatización y la remodelación de exteriores.

Troya aclaró que multó a la contratista por la demora en los trabajos, los mismos que ya fueron terminados.

“Debíamos, sobre la marcha, hacer otras inversiones. Estamos buscando recursos para contratar el equipamiento”, expresó el prefecto.

La autoridad provincial calcula que para fines de mayo el edifico empezaría a funcionar en un 100%.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA