Los caídos del oficialismo

Alianza PAIS tiene un historial de figuras desplazadas. - La Comisión de Ética analizó ayer la disciplina de Paola Pabón y Gina Godoy. - La expulsión es una posibilidad

25 oct 2013 / 22:42

Alianza PAIS no se ha caracterizado por saldar de mejor manera sus discrepancias públicas. Exmilitantes y antiguos altos funcionarios vieron, como única solución, salirse del movimiento. A otros, en cambio, les fueron negados espacios para quedarse. Ahora, en una ocasión excepcional, dos legisladoras corren el riesgo de ser expulsadas.

Se trata de Paola Pabón y Gina Godoy, quienes comparecieron, ayer, ante la Comisión de Ética de PAIS (ver recuadro). Ellas, junto a otros tantos compañeros de bloque, impulsaron la despenalización del aborto en casos de violación.

Ese tema se suma a otros que han dejado bajas en la historia oficialista. Las discrepancias en la redacción de la Constitución hizo que, en 2008, Alberto Acosta diera un paso al costado. Mientras, la intervención del Ejecutivo en el sistema judicial, vía consulta popular, fue argumento suficiente para que los miembros de Ruptura 25 tomen distancia en 2011.

A diferencia de esos casos, hay oficialistas que no se fueron por su propio pie sino que PAIS les fue cerrando espacios. Entre esos se cuenta a Roberto Cuero, exgobernador del Guayas y dirigente del movimiento. Perdió todos sus cargos tras recibir denuncias por supuesto enriquecimiento ilícito.

Otro al que se le cerraron las puertas fue el exasambleísta César Rodríguez. En 2011, la cúpula del movimiento no lo apoyó para que presida la Asamblea. Entonces, se fue.

Suerte similar corrió Gustavo Larrea, quien fuera ministro de Gobierno. Tras las acusaciones sobre su presunta vinculación a grupos armados, se vio obligado a bajar su perfil. PAISno le abrió otro espacio.

Con menos ruido, Irina Cabezas también ha perdido presencia en PAIS. Tras no ganar la reelección como asambleísta, no se la ha visto en otro alto cargo público ni dirigencial.

En estos casos hay ciertas coincidencias: ningún exoficialista volvió a ganar un cargo de elección popular, la mayoría está concentrada en su profesión y, hasta la fecha, muchos insisten en que el movimiento perdió su sentido democrático.

Gustavo Larrea

El exministro puso pausa a la política

Fue uno de los fundadores de Alianza PAIS y, por ende, parte de la cúpula. Ocupó la titularidad de ministerios como el de Gobierno y el de Seguridad. Su situación cambió en 2009. Se lo vinculó a grupos armados. Entonces, su nombre salió de la lista de candidatos a asambleístas y no volvió al Gobierno.

En 2011, impulsó la campaña por el No en la consulta popular. Formó, luego, el movimiento Participación que, el año pasado, respaldó la candidatura presidencial de Alberto Acosta.

Ahora, dice haber tomado distancia de la política partidista. No terciará en 2014 y seguirá dedicándose a consultorías. Dice que cuando integró PAIS “se respetaban las diferencias”. Y lamentó que la despenalización del aborto lleve a expulsiones. Más cuando, según él, muchos militantes apoyan esa tesis.

César Rodríguez

Los comicios 2014 están en su mira

Era considerado un hombre de confianza del presidente Rafael Correa. Desde la Constituyente de Montecristi, tuvo cargos de relevancia. Ocupó, por ejemplo, la vicepresidencia de la Asamblea. Pero, en 2011, el primer mandatario y la cúpula oficialista no lo respaldaron para presidir el Legislativo.

Tras su salida de PAIS, se convirtió en legislador independiente. Y en las elecciones de febrero pasado, se unió a la Coordinadora Plurinacional de las Izquierdas para apoyar la candidatura presidencial de Alberto Acosta.

El movimiento Poder Popular, liderado por el prefecto azuayo Paúl Carrasco, fue parte de la Coordinadora. Rodríguez integra ese grupo que buscará espacios en 2014. El exlegislador no descarta candidatizarse. Mientras tanto, ejerce la abogacía.

Irina Cabezas

Concentrada en la labor empresarial

Irina Cabezas tuvo una serie de roles clave en PAIS. Integró la Constituyente de Montecristi y luego permaneció en el Legislativo, hasta mayo pasado.

Durante sus funciones se hizo cargo de temas clave: el mandato para eliminar la tercerización laboral, la Ley de Minería, la de Empresas Públicas...

Se ganó la confianza del presidente Rafael Correa. Incluso, llegó a integrar el buró del movimiento político. Y fue, además, vicepresidenta de la Asamblea.

Tras la publicación de un reportaje que daba cuenta del incremento en sus bienes e ingresos, su perfil dentro del oficialismo bajó. Estuvo en el noveno casillero en la lista de candidatos a asambleístas nacionales. No ganó. Ahora, según cuenta ciertos oficialistas, está concentrada en sus negocios particulares y no asiste a la dirección nacional.

Roberto Cuero

La polémica llegó a los tribunales

Desde agosto de 2009, Roberto Cuero se encargó de la gobernación del Guayas. Era, por entonces, uno de los más representativos militantes afroecuatorianos de Alianza PAIS. Pero su suerte cambió a raíz de una serie de denuncias. Se lo responsabilizó de supuestas irregularidades en las comisarías de Guayaquil y Durán. Entonces, se habló de presunto abuso de autoridad, detención arbitraria, extorsión e intimidación por parte de ciertos comisarios.

Esas denuncias lo dejaron fuera del cargo en abril de 2012. Luego de ello, no solo se quedó sin funciones. También se distanció de la militancia pese a que integraba la directiva nacional del movimiento PAIS. En las bases de Guayas tampoco se lo volvió a ver.

El supuesto caso de enriquecimiento ilícito llegó a la Fiscalía General.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA