“He realizado más de 16 mil cirugías”

18 oct 2013 / 23:34

Jaime Macías Rivas es un hombre de riesgos. Participó en el primer trasplante de mano del mundo junto al doctor Roberto Gilbert Elizalde. Inexperto y con algo de nervios se paró tiempo después frente a un auditorio de más de 3.000 personas en México para presentar a la comunidad científica internacional los detalles de esa cirugía que duró 14 horas.

Aquello ocurrió a inicios de la década del 60 en la clínica Guayaquil. Lamentablemente luego se vieron obligados a retirar la mano cuando los medicamentos antirrechazo que le suministraban al paciente comenzaron a afectarle los riñones. “Ahora los fármacos son de otro tipo”.

Casos como este aparecen en una especie de libro que guarda los detalles de su carrera, con fotografías de esos momentos. Allí está impresa una gráfica en blanco y negro de la primera cirugía de corazón abierto que se realizó en el hospital Teodoro Maldonado Carbo, en 1971.

Se emociona al hablar de la época en que hizo algo poco usual. Realizó el reimplante de un brazo que se había desprendido desde la clavícula. El resultado fue exitoso.

El año pasado celebró sus Bodas de Oro y en su consultorio ubicado en el Centro de Diagnóstico que lleva su nombre está guardada toda su historia médica. De una carpeta con hojas un poco maltratadas por el paso del tiempo, saca el récord de la primera cirugía que practicó cuando estaba en tercer año de la carrera de Medicina. Era el 11 de agosto de 1961. Desde allí han pasado más de 16.000 intervenciones quirúrgicas, al menos así estaban contabilizadas hasta diciembre pasado.

En su vida ha hecho casi todo lo que ha querido. Solo en una ocasión se vio obligado a abandonar algo que le gustaba. Dejó de jugar béisbol el día en que su mentor, el doctor Roberto Gilbert, le dijo que no podía permitir que sus manos se llenaran de callos. Por eso las cuida tanto. No se arriesga a cargar peso, ni siquiera se atreve a cambiar una llanta de su vehículo para no afectar su herramienta de trabajo.

En su experiencia constan otras facetas. “Quise servir a mi ciudad”. Fue alcalde de Guayaquil y entre los cargos ocupó también el ministerio de Salud.

No se quedó con lo aprendido. Ha sido formador de varias generaciones de médicos. El año pasado dictó cátedra por última vez, cuenta tras mostrar los libros con los que se actualiza cada dos meses. Y mientras hace un repaso a su pasado, sigue buscando nuevos retos médicose. CFR

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA