Industriales exigen respeto a la inversión

Empresarios aseguraron que no dejarán de opinar. Prolifera la desconfianza en el sector privado. CIG cumplió 79 años.

24 nov 2015 / 09:56

En un discurso enérgico y lleno de observaciones al manejo económico gubernamental, el presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil (CIG), Francisco Alarcón, reiteró las preocupaciones del sector empresarial ante el papel que este juega en el desarrollo del país.

La intervención se dio en el marco del 79 aniversario de la CIG, anoche, en el hotel Hilton Colón de Guayaquil.

“Para atraer inversiones, lo primero que hay que hacer es valorarlas y respetarlas. Respetar a los inversionistas que ya están en el país. No existe actualmente un respeto a la inversión, ni nacional ni extranjera”, manifestó Alarcón.

Dijo, además, que el régimen desconoce constantemente los acuerdos que este forja con el sector privado.

En opinión del empresario, es vital que el Estado replantee su postura ante la industria, pues “se convence a las empresas de línea blanca para que inviertan en la producción de cocinas de inducción y luego el mismo Estado les compite, regalando cocinas importadas y, de paso, no les paga lo poco que sí les compra”, expresó a la audiencia, que aprovechaba cada pausa para expresar con aplausos su aprobación.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, se integró al evento durante la premiación al mejor industrial 2015, galardón que fue entregado a Werner Moeller por sus contribuciones al sector.

Según el burgomaestre, el rol de la empresa privada es fundamental en el desarrollo de un país. “Con reglas claras, que generen seguridad jurídica y confianza, nace la única posibilidad de que, percibiendo esa seguridad (...), exista inversión, producción, bienestar y empleo. No existe otra fórmula más para salir adelante”.

Con esta idea coincide Henry Kronfle, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano. Dijo que pese a que tanto factores internos como externos influyen en la “situación complicada que está viviendo la economía”, estos problemas pueden ser sorteados con un cambio de actitud hacia la austeridad y competitividad.

La ceremonia tuvo, además, un momento especial cuando se entregó un reconocimiento al monseñor Antonio Arregui, por su trascendental labor social en Guayaquil, lo que provocó la ovación de pie de los presentes.

El detalle

Desconfianza. El presidente de la CCG, Pablo Arosemena Marriott, teme que el fin de las salvaguardias llegue en compañía de un timbre cambiario.

La frase

“No se consiguen inversiones por ley, ya que la confianza no se decreta, se construye poco a poco.”

Francisco Alarcón

Presidente de la Cámara de Industrias

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA