En Valdivia reviven memorias milenarias

Muestran osamentas perfectamente conservadas en urnas de cristal - Comuneros crean réplicas y las venden en sus casas

27 mar 2015 / 21:55

En un pueblo por el que muchas veces pasamos sin tomar mayormente en cuenta se encuentran evidencias de una de las culturas más antiguas del continente, solo basta con detenerse y visitar sus rústicos e impresionantes museos para comprobarlo.

La comuna Valdivia, situada a 40 minutos de la capital de la provincia Santa Elena, siempre ha sido un pueblo interesado en preservar su cultura. Sus museos representan un valioso aporte cultural.

En este lugar se han hecho numerosos descubrimientos arqueológicos que estarían ubicando a la Valdivia como una de las culturas más interesantes de América.

Juan Orrala Domínguez es un hombre de 74 años que desde muy joven se dedicó a preservar y cuidar las piezas del museo arqueológico Valdivia.

Orrala es uno de los comuneros encargados de atender a los turistas nacionales y extranjeros que acuden al lugar. Su labor es una especie de voluntariado cultural pues recibe apenas un pequeño sueldo como remuneración, dinero que generan las recaudaciones por el valor de la entrada. De este rubro también se mantiene el museo.

Destacan, aparte de las numerosas piezas de culturas como la Valdivia, Chorrera, Manteña, Guangala y Huancavilca, las osamentas de indígenas de origen asiático y oriental que datan de hace 4.000 años A.C. muy bien mantenidas en urnas de cristal.

Este último descubrimiento arqueológico fue realizado en 1960 por Víctor Emilio Estrada, y es desde esa fecha y producto de ese acontecimiento que se creó el museo Valdivia.

En vista de las constantes visitas, especialmente de turistas extranjeros admirados por las piezas, y ante los pedidos por comprar las muestras y llevárselas a sus países (lo que es terminantemente prohibido), Orrala y otros hábiles comuneros reproducen las piezas para venderlas en sus casas.

Elaboran las réplicas idénticas a las originales, en arcilla y barro. Por ejemplo, la estatuilla de Venus de Valdivia, diosa de la fertilidad, es una de las imágenes más antiguas y preferida por los turistas. Estas copias las venden en valores que fluctúan entre los $ 3 y $ 30. Es gracias a esta forma de comercio que logran sobrevivir con sus familias. (F)

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA