Cinco vías alternas cubren el cierre parcial de la calle Quito

La construcción de una estación de la Aerovía obliga a intervenir la avenida. La ATM cambia la ruta de los buses y sugiere usar calles como Rumichaca.

Guayas /
08 ene 2019 / 00:01

Una circulación lenta y por momentos frenada fue el panorama que experimentó ayer la avenida Quito, principalmente desde 9 de Octubre hasta Manuel Galecio, por el cierre de tres de los siete carriles para la implementación de una base de la Aerovía.

En ese tramo de la vía se hincarán los pilotes para el sistema aerosuspendido que conectará Guayaquil con Durán.

Según la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), treinta agentes civiles lidiaron cada hora con al menos 4.500 conductores que se dirigieron al norte de Guayaquil. La tarea se redobló durante las horas pico (de 18:00 a 19:00), tomando en cuenta que en ese lapso la arteria registra una carga promedio de 6.000 vehículos, de acuerdo con estadísticas de la entidad.

Carlos Barzola fue uno de los conductores que no tuvo otra alternativa que avanzar lentamente con su vehículo y permanecer en medio de otros colegas impacientes.

“Se dice que la Aerovía será una solución al intenso tránsito que soporta la ciudad. No queda otra que colaborar”, opinó Barzola.

Otros choferes, como Leonidas Cajamarca, argumentaron que es poca la información que ha recibido sobre la ejecución de los trabajos, que se iniciaron el fin de semana.

Por la intervención, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) permite en la avenida solo la circulación de automóviles y motocicletas. Ni siquiera los expresos escolares están autorizados en el sitio.

Con miras a compensar el tráfico que soporta la avenida Quito, la entidad modificó varias vías aledañas.

Una de las alternativas viales es la calle García Moreno. Tras 14 años de construcción, fue retirada la plazoleta ubicada entre Hurtado y 9 de Octubre (a la altura del antiguo edificio del Consulado Americano) para permitir el acceso vehicular hacia el norte.

Se calcula que en este tramo de la García Moreno transita un promedio de 1.200 vehículos cada hora. Fue habilitado en junio y tiene dos carriles de 7,60 m de ancho.

Freddy Granda, jefe de Planificación de la ATM, indicó que el tramo cuenta con una capa de base reciclada mezclada con cemento, dando como resultado una resistencia más elevada de base. En el sitio fue necesario trabajos de soterrado de cables eléctricos, telefónicos y de semaforización.

La otra opción para los conductores es la calle Rumichaca. A la altura de la Julián Coronel se abrió el parterre central y se instalaron semáforos para facilitar la circulación especialmente de los buses urbanos que vienen del sur y centro.

En el sitio también transitan las unidades que realizan el recorrido entre Durán y Guayaquil. Desde Padre Solano, esos vehículos avanzan hasta Vicente de Piedrahíta y luego retoman su recorrido por la Quito.

Desde octubre, la calle José Mascote es de sentido sur-norte, desde Josefina Barba hasta Julián Coronel, convirtiéndose en el nuevo corredor vial.

En esa vía, desde Julián Coronel a Luis Cordero Crespo, fue necesaria la instalación de señalética informativa, vertical, horizontal y reprogramación de semáforos.

Las otras alternativas viales para dirigirse al norte de la ciudad son las calles Esmeraldas y Carchi. En ambas arterias está permitido el paso de los buses.

La primera vía conecta con la avenida de Las Américas. La segunda con las avenidas Delta y Del Periodista.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA