lunes, 13 agosto 2018
14:47
h. Última Actualización

Un accidente con personas que se salvaron de milagro

Dos vehículos casi son aplastados por el puente que cayó tras ser impactado por un volquete. Una escuela del milenio y dos ciudadelas utilizan ese paso.

24 nov 2017 / 00:00

Ayer en la tarde quedó limpio un tramo de la autopista Narcisa de Jesús, donde estaban regados los escombros de la mitad del paso peatonal que colapsó cuando un volquete -que no estaba matriculado desde el 2013- cruzó por el lugar con el balde alzado, ocasionando un choque de película en el que el chofer huyó y no hubo heridos.

El vídeo del momento del accidente, captado por una cámara de vigilancia de la urbanización Metrópolis 1, muestra cómo un auto atraviesa el paso peatonal justo un momento antes de que el puente cayera, mientras que otro vehículo frena exactamente antes de ser aplastado por la estructura de concreto.

A esa suerte, que algunos catalogaron como un escape burlón a la muerte, se suma el hecho de que, en el momento del choque, el puente estaba sin peatones. Lo que deja el siniestro es una anécdota que ahora solo espera pasar factura a la compañía Vimor CA, dueña del volquete.

El paso quedó habilitado la tarde de ayer. Expertos consultados por EXPRESO coincidieron en que lo ocurrido es un accidente, un caso fortuito, pero insistieron en que en la planificación de la obra es preciso siempre prever ciertas circunstancias.

Aquello lo defiende el urbanista Luis Alfonso Saltos. “Ya vimos un puente que se cayó gracias a un barco (en Santay), ahora vemos un paso peatonal colapsar por un volquete. Los accidentes ocurren y es preciso que haya medidas de prevención, como amortiguadores de velocidad a la altura de la estructura, por ejemplo”, alerta el experto.

En el paso de la autopista no había un letrero de precaución. Una situación que se da en la mayoría de los puentes peatonales distribuidos en la ciudad.

EXPRESO recorrió la mañana de ayer 93 kilómetros para verificar en cuántos de los 51 pasos peatonales con los que cuenta Guayaquil existía el aviso de prevención de la altura libre bajo estas estructuras.

De 47, ubicados en avenidas como la 25 de Julio, Carlos Julio Arosemena, vía a la costa, la Perimetral, vía a Daule, Menéndez Gilbert... solo en tres se lee la advertencia: Altura, 6 metros.

Aunque para el experto en temas de movilidad, César Arias, lo de colocar este tipo de aviso preventivo no es un requerimiento técnico obligatorio, por cuanto la reglamentación emitida por el Instituto Ecuatoriano de Normalización (INEN) establece que los puentes para vehículos y peatones deben construirse con una altura libre de 5 metros.

Entendiendo que el máximo de altura de los carros no debe exceder de los 4,5 metros.

Es por eso que Freddy Granda, jefe de planificación de la ATM, considera que el accidente fue producto de una irresponsabilidad. El funcionario sí considera que este tipo de avisos son indispensables. “Son del nivel preventivo. Si algunos pasos peatonales lo tienen, es porque en los otros, o se lo han desmantelado o se cayeron por el tiempo. Se planifica reponerlos a partir de enero”. RGS - BIMP

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA