Veinte mil taxis circulan sin los dispositivos de seguridad

Los kits fueron retirados o dejaron de funcionar. En Guayaquil hay cerca de 2.000 unidades afectadas. Sector pide ser parte de los talleres homologados.

16 mar 2019 / 00:01

“Solo nos toca encomendarnos a Dios, porque los pasajeros y yo estamos expuestos a la delincuencia”, expresó el taxista Wilson López, quien desde hace dos años conduce su vehículo sin el kit de seguridad.

El taxi carece de GPS, grabador digital de video móvil, cámaras de video infrarrojo, botones de auxilio y otros implementos que en el 2013 le entregó en concesión la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

El problema empezó cuando efectuaba la reposición del automotor. Técnicos autorizados por la ANT retiraron los equipos del taxi. Por ese servicio López canceló más de 60 dólares. “Pero resulta que los dispositivos fueron enviados a una ‘mesa técnica’ (chequeo y mantenimiento) porque encontraron ‘una falla’. Desde entonces no me los devuelven, argumentando la falta de repuestos”, dijo.

El caso de López no es el único: igual problema padecen 30 socios de la cooperativa Taxicol, de la cual es su presidente.

Tampoco es un hecho aislado. De los 58.870 kits de seguridad instalados a escala nacional al menos 20.000 dejaron de operar, porque fueron retirados o dejaron de funcionar, según la Federación Nacional de Taxistas del Ecuador (Fedetaxis).

“Tenemos denuncias que técnicos retiraron los equipos y sorpresivamente vienen con la novedad de que están dañados y luego desaparecen, nadie da razón”, expresó el presidente de Fedetaxis, Jorge Calderón.

El titular de la Unión de Cooperativas de Taxis del Guayas, George Mera, informó que al menos 2.000 de las 10.000 unidades que circulan en Guayaquil están entre las afectadas.

“Conocemos casos de compañeros que les cobran hasta 900 dólares por ‘el mantenimiento’, cuando el kit cuesta 1.200”, manifestó.

El dirigente cuestionó que se responsabilice a los taxistas de un posible daño, pese a que los equipos están sellados y son difíciles de manipular.

A criterio del sector, el principal motivo del desperfecto es la ubicación del equipo, que es abajo del asiento del conductor.

“El pasajero que va en la parte posterior del vehículo lo estropea; además, al perforar el piso permite el ingreso de humedad, más aún en la época invernal”, explicó Mera.

Los taxistas comentaron que basta la ausencia de la cámara para que la mayoría de los pasajeros se sienta inseguro, desistiendo de la carrera.

No están alejados de la realidad. “No me confío por el letrero de ‘Transporte Seguro’, especialmente cuando viajo en la noche”, opinó Juan Carlos Gaona, quien usa con frecuencia el servicio desde la terminal terrestre con dirección al sur.

Igual criterio tiene la usuaria Susana Morán, quien considera que no hay garantías.

Un proceso que resultó a medias

El gerente del proyecto Transporte Seguro de la ANT, Sixto Heras, indicó que se contempló la instalación de los kits de seguridad, pero no se salvaguardó el mantenimiento y se limitaron los talleres.

Una de las propuestas de la Unión de Taxistas es que la ANT les permita administrar talleres homologados “para ofrecer el mantenimiento y a costos accesibles”.

Heras considera viable la propuesta, por lo que se dará paso a varios de los gremios provinciales.

Cronología

19/11/2013

Las cámaras colocadas en un taxi ayudaron a la policía a identificar a los sospechosos en el asesinato del conductor del vehículo. Ocurrió en Santo Domingo de los Tsáchilas.

05/05/2018

En Ambato, un taxista fue asesinado por un cliente de nacionalidad colombiana. La cámara permitió la captura del responsable.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA