Muñetón: “En el centro, por las noches, parece que hay toque de queda”

Holbach Muñetón, presidente de la Cámara de Turismo del Guayas y presidente de la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador, habla con EXPRESO sobre como la inseguridad afecta al turismo en Guayaquil.

22 jul 2019 / 00:00

Para Holbach Muñetón, el turismo no se puede dar sin óptimas medidas de seguridad. Frente a los últimos acontecimientos delictivos que han encendido las alarmas en la ciudad, determina que hay crímenes aislados y otros, como los robos en la ciudadela Urdesa, que preocupan al sector turístico y la ciudadanía en general.

- ¿Considera al turismo uno de los sectores más golpeados por la inseguridad?

- Efectivamente, la inseguridad en el plano turístico afecta en el 100 por ciento, por no decirlo 200 por ciento. Aquí hay un tema que hay que tener en cuenta: cómo nos ven desde el exterior, la percepción y la realidad.

- Y para usted, como empresario turístico y representante del gremio, ¿cuál es esa percepción y esa realidad?

- Yo creo que la percepción de inseguridad es cíclica. Cuando pasan robos como en el cerro del Carmen o Puerto Santa Ana, que últimamente están rompiendo los vidrios de los carros para robar.

- ¿Cree que el convenio que firmará el Municipio de Guayaquil con las instituciones estatales encargadas de la seguridad frenará la inseguridad que crece en la ciudad?

- Si lo hacen de forma planificada, sí. Pero lo más importante es el mensaje de unión que se da. (La inseguridad) ha unido, por encima de las banderas políticas, a las autoridades, para luchar contra la delincuencia.

- ¿Qué es lo que más le entusiasma de esta unión?

- Algo que escuché con beneplácito fue lo que dijo la presidenta de la Corte Nacional de Justicia (Paulina Aguirre), que van a revisar las leyes para fortalecer el accionar de la Policía. Porque aquí hay un tema, la Policía hace su trabajo y los coge (a los antisociales), el Municipio invierte, pero ellos salen al día siguiente. Entonces, si sigue pasando esto, no va a servir de nada que se invierta tanto. (El Municipio anunció que destinará un presupuesto de 8 millones de dólares para seguridad).

- Cuando habla de un trabajo planificado de las autoridades, ¿a qué se refiere?

- A que todo hay que trabajarlo en base a horas pico y estadísticas, a temas numéricos y con gente profesional. Por ejemplo, si hay una hueca que despuntó y acoge más gente, hay que estar cerca de ese lugar. Y aquí debería entrar la empresa privada, se puede concesionar a una empresa que haga la planificación de seguridad en conjunto con la Policía Nacional.

- ¿Cuáles cree que son las zonas críticas que hay que reforzar en temas de seguridad?

- Es vital dar más seguridad a las escalinatas del cerro Santa Ana, reforzar el tramo de Las Peñas, porque el Malecón tiene seguridad, Puerto Santa Ana tiene seguridad, pero en las escalinatas ya han habido robos.

- En el centro de la ciudad hay concentración hotelera, pero hay lugares o sectores en los que no hay o hay escasa iluminación...

- Ya lo hemos denunciado mil veces y es un tema de aplicar la ley, porque hay que exigirle a los dueños de los inmuebles que tienen que poner las luces e iluminar sus portales. Cabe recalcar la iluminación en toda la 9 de Octubre.

- Una medida de seguridad implementada en la ciudad son las rejas en diferentes parques y sitios turísticos, pero que ha sido cuestionada. ¿Es una salida?

- Una vez estaba en un viaje en el exterior con un amigo y me dice: “¡Uy!, vámonos de aquí, porque cuando están las cosas enrejadas hay ladrones”. Fue una broma, pero efectivamente, las rejas alejan al público porque está la percepción de que aquí hay robos, de peligro.

- Y cuando no hay rejas, hay dueños de negocios que optan por cerrar sus locales apenas llega la noche, sobre todo en el centro...

- Yo había dicho que dos puntos emblemáticos que no están explotados y que Guayaquil tiene que explotar son el río Guayas y el centro de Guayaquil. Hay un Comité Procentro de Guayaquil que había hablado de un proyecto para unificar horarios de cierre de los negocios, con iluminación, coordinado con seguridad. ¿Usted qué cree que va a suceder? Se va a reactivar Guayaquil, la gente saldrá a comer en la noche. Pero hay que empezar a romper esa curva estándar que es cerrar las puertas porque están en el centro. Ya cinco minutos para las siete (de la noche) parece que hay un toque de queda. Todo el mundo desesperado (por cerrar), y en cuestión de cinco minutos, en el centro de la ciudad no hay un alma.

- Hay ciudades que son referentes, como Medellín, que pasó de ser la más violenta a una de las más turísticas. ¿Podemos emular algo de ella? ¿Qué sería?

- En Colombia crearon un eslogan: “El riesgo de Colombia es que te quieras quedar”. Allá han hecho un gran trabajo, porque todo lo que tienen lo potencian. Y mucho tiene que ver el desempleo porque esto es un problema social. ¿Qué podemos emular? Pues empezar a impulsar los emprendimientos para que sean sustentables y sostenibles.

- ¿Entonces cree que es necesario apelar a lo social, tal vez con campañas como la del eslogan de Colombia?

- Así es. Crear una campaña consensuada, como la campaña de la ‘P’ de Perú que está en todo el merchandising turístico. Fue una campaña consensuada en la que se involucró la academia, la industria... En Colombia, en lo del ‘riesgo es quedarse’, lo mismo. También hay que seguir el camino de las ferias, como Colombia, que tiene la de la moda.

- ¿Cómo pueden los empresarios turísticos ayudar a que esto ocurra?

- Yo creo que son todos los empresarios, no solo turísticos, porque todos estamos dispuestos a colaborar, pues la inseguridad, la delincuencia no solo afecta al turista, afecta a todos los que tenemos negocios. Podemos poner radios o puntos de encuentros para la policía. La clave es articular todo, por eso creo que la alcaldesa de Guayaquil, con la reunión que tuvo con las autoridades estatales, dio un mensaje poderoso diciendo “trabajemos unidos”. Es importante que se siente la Policía con los empresarios.

- ¿Qué estrategias propone para un turismo más seguro?

- Primero, fomentar zonas seguras, que no van a estar abarrotadas por policías, pero que sí estén resguardadas por agentes, por patrulleros en zonas como el Malecón, la 9 de Octubre, malecón del Salado, parques Seminario, Catedral, Centenario y que se conecten con el sur de la ciudad. Lo otro, iniciar una campaña publicitaria que exprese que el Ecuador está preocupado por tu seguridad. También darle difusión al protocolo que ya existe para la seguridad de los turistas, para saber que estarán acompañados si les ocurre algún contratiempo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA