viernes, 17 agosto 2018
01:06
h. Última Actualización

Gracia y picardía por la coincidencia de fechas

El inicio de la Cuaresma concurre hoy con la fiesta comercial del Día del Amor y la Amistad. Cada una tiene su significado

14 feb 2018 / 00:00

“Llegó el mes de hacerle el amor a la amistad... ¿o cómo era?”. La frase, tomada de la cuenta en Twitter de uno de los community manager más creativos en esa red, surge como broma entre un grupo de amigos que han salido a divertirse. Hay razón para confundir la sentencia original: la cuenta de este creativo de internet es nada menos que la de un motel.

El juego de palabras abre entonces la discusión. Más aún si el promocionado Día de San Valentín, Día del Amor y la Amistad o Día de los Enamorados, en cualquiera de sus nombres comerciales que se impulse, choca con el Miércoles de Ceniza que da inicio a la Cuaresma en el mundo católico.

¿Afecta uno al otro? La sola pregunta sorprende a todos. Sonrisa pícara, pero respuesta seria en la mayoría de casos. Varía, eso sí, según las edades de los consultados.

“Ambas son expresiones de amor: la una a los amigos o pareja y la otra a Dios, medida por la fe”, dice Olinda Sánchez, docente de 32 años.

Un poco más radical es Lourdes Álvarez, de 29 años. Sin tapujos, señala que “yo creo que la gente irá por la ceniza y luego dará rienda suelta al amor, así se sienten menos culpables”. Ella cree que esta coincidencia entre San Valentín y Miércoles de Ceniza “sí ha afectado porque la gente al final se preocupa más por la parte comercial”.

Su comentario encuentra algo de sustento en las palabras de Roger C., quien trabajó en la parte de sistemas en una cadena hotelera. “Para este tipo de negocios no hay afectación alguna. Igual cuando es Miércoles de Ceniza se llenan (los moteles), peor aún que coincide con el Día del Amor”.

Y el mercado confirma que no hay conflicto. Desde ayer, antes de que concluya carnaval, en algunos sectores que para ciertas fechas (Día de la Madre, San Valentín u otros) se han hecho comerciales, ya se comenzaron a instalar los comerciantes con rosas, peluches, adornos, globos y más opciones de regalo a las parejas o amistades.

Aquello ocurre, por ejemplo, en la calle Portete, desde la 17 hasta culminar la iglesia Virgen de Fátima, en la 19. Hoy, en ese lugar confluirán la fe con el negocio del amor.

Alison Guerrero, estratega de comunicación, asegura que “hemos adoptado costumbres norteamericanas dejando de lado las fechas realmente importantes. Esto ocurre porque el mercado tienes más oportunidad de comercio con el Día del Amor y la Amistad que con el Miércoles de Ceniza”.

Aunque Veruska Soto, estudiante de 19 años, cree que “si para alguien es muy especial la Cuaresma sabrá compartir su importancia religiosa con lo valioso que es su pareja. Después de todo, Dios es amor”.

Hay quienes como Ramón Pacheco, docente, creen que todo dependerá de cada persona o pareja. “La forma de celebrar, si cabe el término, es decisión de cada uno, siempre que sea feliz y esté tranquilo con su conciencia”.

En ese punto, William Granda, fotoperiodista de 41 años, es más directo: “Si vamos por el hecho de las relaciones sexuales, ¿cuál es el problema? Si hacer el amor o tener sexo no es pecado”.

Mientras que Elvia Chérrez, de 74 años, considera que “primero es Dios y luego la fiesta consumista de San Valentín”.

Aunque su hija, Elizabeth Rivera (39 años) apela a la realidad: “Sin ser muy religiosa, creo que sí se chocarán. El ecuatoriano es muy consumista y novelero. Mañana (hoy) se verán más personas cargando flores y corazones inflables que portando la cruz y la ceniza. De hecho, los medios y las redes sociales resaltarán a cupido y el amor”.

Para Jimmy Gómez, asesor de comunicación, no debe haber afectación alguna entre la fiesta comercial y la fe, ya que son cosas totalmente diferentes. “La primera es una celebración de corte romántica, amistosa y la segunda es la preparación en la cual hay que ayunar, orar y hacer penitencia espiritual durante 40 días”.

Este año han coincidido las fechas, pero hay que establecer la diferencia y no puede haber afectación alguna, no rivalizan para nada, precisa.

San Valentín

En el siglo III un sacerdote consideró injusta la prohibición del emperador de celebrar matrimonios. Él desafió esa orden y casaba a los enamorados en secreto. Por eso fue encarcelado, hasta su muerte el 14 de febrero del año 270. En 1969 el papa Pablo IV eliminó la festividad de San Valentín del calendario litúrgico.

La ceniza

Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa. La ceniza es un símbolo que le recuerda al cristiano su origen y su fin.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA