Las requisas vuelven a clases contra el consumo de drogas

Se reactiva programa ‘Mi colegio en buenas manos’ y la campaña para evitar la violencia en las aulas. Padres, estudiantes y maestros se suman a la tarea.

14 may 2019 / 00:01

Miembros de la Policía Nacional realizarán requisas (controles, inspecciones y rondas) en los sectores donde están ubicadas las unidades educativas, así como en los horarios de entrada y salida de los estudiantes de sus respectivos planteles.

Estas actividades buscan prevenir los daños relacionados con el consumo y venta de drogas, violencia entre pares y otros problemas que afectan el convivir de los estudiantes.

El tema fue tratado ayer durante una mesa técnica presidida por el gobernador del Guayas, Raúl Ledesma; subsecretaria de Educación de la Zona 8, Érika Laínez; representantes de la Policía, de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), del Ministerio de Salud, maestros, alumnos y padres de familia.

El acto se desarrolló en la Unidad Educativa Provincia del Azuay, ubicada en la 26 y la K, suburbio de la ciudad, donde se reactivaron los ‘Minutos de los lunes’, el programa ‘Mi colegio en buenas manos’, y la campaña ‘Más conciencia, menos violencia’. Este contó con la participación del vicepresidente Otto Sonnenholzner.

La Policía, en coordinación con los rectores de los colegios, efectuará requisas constantes en los planteles. Para ello se deberán formar equipos de trabajo con los docentes, directores e inspectores para poder detectar a los estudiantes que estén ingresando sustancias ilegales a los centros educativos.

Las revisiones se realizarán al ingreso o salida de clases, así como al interior de las aulas. Esto no será a diario, sino cada cierto tiempo y respetando el pénsum de estudios que se debe cumplir y la tranquilidad de los estudiantes, se informó.

Los padres de familia volverán a formar las brigadas de vigilancia dentro y fuera de los establecimientos. Ellos contarán con el asesoramiento de la Policía, que les impartirá talleres para que sepan actuar en caso de algún hecho o problema que atente contra el bienestar de los escolares.

Laínez dijo que la campaña ‘Más conciencia, menos violencia’ dio buenos resultados el año pasado y permitió reducir los índices de bullying en el sistema educativo. “Desde el mes de agosto del 2018, fecha en que se inició la campaña, se registraron 3.301 casos y hasta diciembre del mismo año, que cerró la misma, se redujo a 625”, manifestó.

Mientras que Ledesma indicó que ‘Mi colegio en buenas manos’, que se ejecutó el año pasado junto a la Policía e instituciones del Ejecutivo, dio solución a una diversidad de casos que se presentaron en los planteles de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

En ese entonces, dijo el gobernador, se intervinieron 20 colegios que tenían prioridades de atención gubernamental; y ahora se continuará trabajando en otras unidades educativas.

“Vamos a darle batalla a las drogas y vamos a ganarla con la ayuda de todos”, manifestó, al recordar que el programa trabajará en cuatro ejes: vialidad, seguridad, salud y educación.

Finalmente, hizo un llamado a todas las entidades gubernamentales y seccionales para trabajar coordinadamente en materia de seguridad en las unidades educativas y enfatizó que con este programa se emprende una lucha activa contra el microtráfico en los colegios.

Las requisas vuelven a clases contra el consumo de drogas
Compromiso. El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, escuchó a los estudiantes y maestros de la Unidad Educativa Provincia del Azuay, quienes se comprometieron a trabajar en un ambiente de paz, amor y unidad en las diferentes actividades que se ejecuten con el fin de prevenir el consumo de drogas en el plantel.

Romina Pérez, representante del Consejo Estudiantil, y Alexandra Yong, presidenta del comité de padres de familia del plantel donde se reactivó el programa, se mostraron complacidas con el anuncio de retomar las requisas al interior de los colegios, ya que con eso se podrá prevenir y combatir el consumo de sustancias estupefacientes.

Carlos León, estudiante de primero de bachillerato, considera que los controles se deben realizar a diario. “Incluso, deben revisar las mochilas con la ayuda de perros antidrogas. Eso hará pensar dos veces a alguien que intente introducir sustancias a las aulas”, acotó.

Andrea Velasco, madre de familia, concuerda con el joven. “Hay que tomar acciones drásticas para cuidar a nuestros hijos de las drogas”, resaltó.

Sonnenholzner, en su intervención, se acercó a los estudiantes, a quienes les dijo que en sus manos está el futuro. “Nuestra obligación como Gobierno, con sus padres y maestros, es darles las herramientas, conocimiento y oportunidades para que sepan tomar las decisiones acertadas”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA