Cuatro años de ir tras las raíces gastronómicas

La quinta edición de la feria presenta durante cuatro días a 24 nuevas huecas. Cita a 12 chefs, entre extranjeros y nacionales.

26 jul 2018 / 00:00

Vuelve Raíces, aquella aventura culinaria que cada año recorre las esquinas más recónditas de esta ciudad para colocar en su vitrina una selección especial de las mejores comidas de barrio.

Ahí dentro de ese gran espacio que cada año destina 11 mil m2 del Centro de Convenciones, los sabores callejeros no pierden su esencia, pero sí alcanzan un mayor vuelo en el mundo de la gastronomía urbana.

Es precisamente en eso en lo que Gladys Quinaloa cree que ha ganado en estos cuatro años desde que el jurado de la Estrella Culinaria seleccionó a la picantería Don Carlos, ubicada en el número 109 de las calles Cacique Álvarez y Av. Olmedo, a pocos metros donde nació como en pequeño quiosco, como el segundo mejor plato del 2014.

“Ese premio resultó un justo reconocimiento al buen sabor que ha caracterizado a nuestro plato principal, el llapingacho, en 40 años de nuestro restaurante”, dice doña Gladys, quien junto a su esposo, Carlos Chicaiza, son los fundadores de este negocio. Ambos están pendientes día a día de cada ingrediente que se usa en la preparación del plato y hasta de su presentación final.

Algo de esto es lo que aspira María Fernanda Freire, quien hace apenas ocho meses inició una experiencia empresarial con uno de sus viejos compañeros de trabajo, el chef peruano Leandro Maldonado.

El local se llama Huacatay y se ubica en un lugar poco relacionado con las rutas turísticas urbanas, el sector de la Av. del Ejército y Padre Solano. Un barrio de tiendas de esquinas y talleres. Sin embargo, son lugares como estos el hábitat propio de las huecas.

“El plato con el que entramos a Raíces es la lisa asada, que se acompaña con un ají casero, patacones y salsa criolla”, dice María Fernanda, quien no es una improvisada en el mundo de la gastronomía. Gran parte de su vida laboral ha estado vinculada a la administración de restaurantes.

“Antes trabajé en El Caracol Azul. Doña Muriel Ann Beaven fue durante 14 años mi jefa; yo, su mano derecha. Con ella aprendí mucho. Luego estuve en Mancorita, de Durán. Esto de los restaurantes, aunque no me meta a elaborar platos, es lo mío”.

Reconoce que es una de las huecas más jóvenes de la actual edición de Raíces, pero cree que aparecer en este festival gastronómico implica comenzar de la mejor manera. “No podríamos habernos imaginado que nos iban a seleccionar. Sabemos lo que implica estar ahí y lo que significará hacer un buen papel para lo que debe ser el futuro de nuestro restaurante. Por eso asumimos el reto de la mejor manera”.

Raíces se inaugura a las 12:00 de hoy y 24 huecas sazonarán durante cuatro días la mejor versión de sus platos. Todo con el fin de colocar en el mejor lugar de su local la Estrella Culinaria de Oro.

De venta solo en ventanillas

Las entradas para Raíces tienen un costo general de 2,50 dólares. Para niños hasta los 8 años, personas de la tercera edad y con discapacidades, $ 1,50. Se adquieren en las boleterías del Centro de Convenciones.

Son 40 huecas y 120 marcas

Este año, Raíces tiene 11.600 m2 de ocupación y dura cuatro días. Se espera que 70.000 personas la recorran. Estarán presentes 120 expositores y auspiciantes, además de 40 huecas, entre concursantes e invitadas.

Tras la Copa Culinaria

La Copa Culinaria permite a profesionales y estudiantes de gastronomía de todo el país demostrar sus aptitudes culinarias. Con productos ecuatorianos crearán platos únicos. Participarán 48 equipos divididos en 3 categorías.

450 asistentes a un congreso

El Congreso Raíces es parte de la feria. Se desarrolla entre jueves y sábado. Se espera a 450 asistentes. Habrán 12 inspiradoras ponencias de chefs: 7 extranjeros y 5 nacionales. Destacan expertos ganadores de estrellas Michelin.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA