Seis proyectos para recuperar íconos del patrimonio porteño

Alumnos de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil rediseñaron edificios y monumentos de la urbe. Los trabajos se entregan en el marco del Bicentenario.

04 jul 2018 / 00:00

La celebración por los 200 años de independencia de la ciudad está muy cerca y la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Guayaquil quiere unirse al festejo entregando seis proyectos académicos que contribuyen a la recuperación de la historia.

Cincuenta y ocho alumnos, bajo la tutela del arquitecto Parsival Castro han decidido emprender la tarea de rediseñar monumentos y edificaciones que esconden las memorias de la urbe, llegando incluso a colaborar en descubrimientos como el de La Aduana de Hierro, el edificio más antiguo de Guayaquil, y que actualmente está ubicado en las calles Vacas Galindo y Vivero, frente al Comando de Operaciones Navales.

“Dentro de ese lugar hemos preparado un diseño para el museo de la Armada, que ahora está embodegado, y otro para el Instituto de Historia Marítima”, cuenta a EXPRESO el arquitecto Castro.

El reciente hallazgo, que fue publicado por este Diario el pasado 3 de junio, llegó a oídos del alcalde Jaime Nebot, quien de inmediato aprobó la adhesión del proyecto a la lista de obras que se realizarán por la celebración del Bicentenario.

“Ya está incluido dentro del presupuesto del Comité Bicentenario, no solo para su rescate, restauración y puesta en valor, sino también para expropiar un terreno que se encuentra junto a la casa Piana para que todo el sector sea eminentemente histórico, turístico y cívico”, precisa Melvin Hoyos, director de Cultura del Cabildo.

La recuperación de aquel inmueble va de la mano también con la reconstrucción virtual de la antigua villa María Luisa, de propiedad de la familia Rodríguez Bonín y que está junto al excomisariato.

Para Ivetheyamel Morales, decana de la Facultad de Arquitectura, estas propuestas son una forma de alzar la voz como academia, con el objetivo de que las instituciones los busquen para que ellos solucionen los problemas urbanísticos de la ciudad.

“Nos interesa mucho demostrar la capacidad de gestión y académica que tienen nuestros estudiantes. En otros países vemos que la academia es la primera en ser consultada para dar una respuesta a la sociedad”, resalta Morales.

Dentro del plan para rediseñar la Plaza del Bicentenario existen dos propuestas que, según Castro, también han recibido “miradas de simpatía” por parte de las autoridades locales. Se trata de la colocación de la llama eterna al pie del monumento de José Joaquín de Olmedo y la reestructuración de la Plaza José de San Martín, ubicada junto al Club de La Unión, en el inicio del malecón Simón Bolívar.

“Ahí mismo se va a reconstruir una maqueta con la casa en la que se firmó el acta de la independencia y dentro de esa réplica de la Casa Consistorial se van a poner maquetas pequeñas que representarán a los barrios de la independencia”, explica Castro. Estos proyectos serán analizados en la próxima reunión del Comité Bicentenario.

Cementerio de los extranjeros

El proyecto para rescatar el valor patrimonial del Cementerio de los Extranjeros fue entregado el lunes a la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

La idea, desarrollada por los arquitectos Dora Filian y Enrique Guzmán, consiste en recuperar 5.000 metros que actualmente lucen abandonados. “La propuesta une al Cristo con el ingreso por medio de una escalera”, precisa Castro.

En el sitio se encuentran 191 monumentos mortuorios ubicados dentro del complejo creado hace más de siglo y medio.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA