lunes, 13 agosto 2018
01:07
h. Última Actualización

El mantenimiento de las calles cuesta dos meses de trancones

El Municipio repone la carpeta asfáltica de las principales avenidas. Prevé que las labores concluyan en agosto. Hay otras vías a la espera de reparaciones.

13 jun 2018 / 00:01

La circulación vehicular en algunos tramos de la avenida 25 de Julio se ha tornado lenta en estas últimas semanas, incluso fuera de las horas pico. Los motivos: el frezado (rastrillado) de la carpeta asfáltica y la colocación del nuevo material en la vía.

El director municipal de Obras Públicas, Jorge Berrezueta, indica que las labores finalizarán en unos dos meses, y con ellas las molestias, “lo que permitirá mejorar el flujo de vehículos en el sector”.

Una vez que finalizó la temporada invernal, el Municipio ejecutó el plan de bacheo y reconformación de las vías con mayor afluencia de vehículos.

La calle Francisco Segura, desde la 11 hasta la 19, es uno de los frentes de trabajo del Cabildo, actividad que culminará este fin de semana.

Las cuadrillas intervienen además en tramos de Callejón Parra, Baquerizo Moreno y de la Carlos Julio Arosemena. En la última avenida se cumple con el proceso de frezado y asfaltado, motivo para que el tránsito se torne pesado en la mañana y noche.

En sectores populares como la cooperativa Guerreros del Fortín se realiza la reconformación integral de las vías.

Para minimizar la afectación del tránsito en las arterias rápidas, como la 25 de Julio, el asfalto es colocado en las noches.

La fluidez vehicular también es lenta en la avenida Benjamín Rosales, en el norte de la ciudad, pero por el mal estado de la calzada.

“El mal estado de la calzada y el paso masivo de buses urbanos afectan al tránsito, más aún en las noches”, manifestó el morador Galo Cepeda.

En la misma situación está la calle 17 de la VI etapa de la ciudadela Alborada. Es limitada la iluminación artificial, motivo para que los conductores no puedan advertir los huecos en las noches.

La avenida Teodoro Alvarado Oleas es una de las nuevas conexiones de la vía a Daule con la avenida Francisco de Orellana. Sin embargo, un tramo de 300 metros de la vía no fue incluido en los trabajos de reconformación integral ejecutados el año pasado, obligando a los conductores sortear los enormes huecos.

“Lo ideal era que la vía sea intervenida en su totalidad y no dejarla a medias”, opinó el conductor Leonardo Cruz.

La arteria está ubicada a la altura de la cooperativa Carlos Magno Andrade, donde algunas calles están en mal estado.

Los moradores de las etapas 5 y 6 de Mucho Lote 1 se quejan porque tras el invierno no se hizo el mantenimiento de las calles internas, incluso la avenida presenta huecos.

A los vecinos no les queda otra alternativa que colocar hormigón, para evitar un mayor deterioro de la calzada.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA