Un grupo de locales de comida ilumina la noche en Samanes

Un tramo de la calle 20 B reúne gastronomía y entretenimiento. La luz tenue de la vía le resta atractivo. Algunos locales prefieren cerrar a la medianoche.

12 sep 2018 / 00:00

Si existe algo para compensar o poner fin a la rutina semanal de trabajo es un encuentro entre amigos en un restaurante o salir a cenar en familia un viernes por la noche. Son divertidas escenas que calles como la 20 B, de la ciudadela Samanes, acogen cada fin de semana, aunque no con tanta luz.

En este sector del norte de la ciudad, el ambiente huele a carne asada, de res, cerdo o pollo. Esa vía de siete cuadras que divide a Samanes IV del V, ubicada entre las avenidas Isidro Ayora y la Antonio Parra Velasco, suma hasta ahora once restaurantes, que además ofrecen variadas bebidas.

En esa arteria, la salida del trabajo se convierte en el inicio de una divertida noche. Pero tanto moradores de la calle como dueños y empleados de los locales coinciden en que a la dinámica vía le falta más iluminación.

“Nosotros tenemos nuestras propias luces, focos potentes para ser más visibles ante la clientela”, señala a este Diario Mirian González, anfitriona de uno de los restaurantes que, como otros locales, ofrecen platos tradicionales como arroz con menestra y chuleta, pollo o carne. También especiales como cortes de picaña, lomo fino de cerdo, tibón, tiras asadas de res, costillas a la BBQ, etcétera, que van desde $ 5 a $ 25.

Cinthia Sánchez quien administra otro de los negocios, también cree que más luz llevaría más vida a la zona, aunque resalta que la oscuridad con la que conviven por ahora no ha sido sinónimo de delincuencia.

“Los policías recorren la calle frecuentemente, este sector es tranquilo”, asegura.

No son las únicas. En el recorrido que realizó EXPRESO por la calle, personas que viven y transitan por ahí también consideran que falta más iluminación.

Al respecto, la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) mediante un comunicado respondió a este Diario que una de las dos aceras de la calle cuenta con luminarias de 250 vatios, “las mismas que fueron cambiadas a la par del repunte comercial que se emprendió en el sector”. Y que para la otra acera existe una planificación para su repotenciación con luminarias también de 250 vatios, lo que tiene previsto culminar en un mes. Si es así, pronto la luz dará más brillo a las noches en la 20 B.

La basura contrasta el panorama

A lo largo de la calle las bolsas de basura son evidentes, a pesar de los tachos que tienen los locales. Algunos vecinos manifestaban que hay quienes no respetan el horario para sacar los desechos y de ahí la mala imagen. Además, quienes trabajan como cuidadores de vehículos y otros vecinos quienes toman los buses que recorren las calles, aseguran que la basura a la mitad de la calle que permanece cerca de un canal contaminado, les molesta por los malos olores que emanan.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA