Las leyendas urbanas sorprendieron a niños

‘La dama tapada’ y ‘La llorona’ pusieron a correr a los pequeños

05 nov 2012 / 00:58

Valeska Salazar (9 años) caminaba sonriente por las instalaciones del Parque Histórico Guayaquil hasta que vio que una mujer vestida de blanco, demacrada y con grandes ojeras corría hacia ella. “¡Tú eres mi hija!”, repetía con voz desesperada aquella dama, mientras tomaba a la niña de la mano y trataba de alejarla de Fernando, su padre.

La menor la miró con terror, se soltó y salió corriendo, hasta que unos metros más allá se sintió a salvo. Se había enfrentado a ‘La llorona’.

La mujer siguió caminando de un lado a otro, sin descanso y con la mirada perdida. No dejaba de gritar: “¡Ay, mi hijo!, ¡¿Dónde está mi hijo!?”.

Minutos antes había contado su tragedia. Después de ahogar a su recién nacido en el río, se suicidó. Cuando quiso ir al cielo, recibió su castigo: su alma debía deambular por la tierra hasta que encontrara el último hueso del dedo meñique del pequeño.

“Tú sí eres mi hijo”, dijo al ver a Tomás Campoverde, de tres años. El infante se asustó y ‘La llorona’, después de verificar que el niño tenía todos los dedos, se alejó.

Susana Díaz, quien dio vida al personaje, sabía que recrear la leyenda no sería fácil. “Cuando un niño se atemoriza, es mejor no seguir y buscar a otro que sepa que es actuación”.

“Las leyendas tradicionales de Guayaquil”, que se presentaron en seis estaciones, centraron la atención de los visitantes al lugar. “Me llamo ‘La dama tapada’, deambulo por las calles de Guayaquil llevándome a los hombres borrachos”, decía al mover su curvilínea figura. Luciendo un vestido negro ceñido y unas medias de malla se acercaba a los curiosos. Tras seducirlos, el hechizo terminaba. Levantaba el velo y, al hacer a un lado el abanico que cubría su rostro, se descubría a una mujer con los dientes destruidos y con manchas de sangre alrededor de sus labios. En ella se reflejaba la muerte.

‘La cruz de madera’, ‘La bestia del cementerio’, ‘Mariangula’ y ‘La leyenda del matapalo’ también congregaron a decenas de interesados. Rita Reyes, Carlos Chiriboga, Arturo Bastidas, Marino Yépez, Eduardo Villalva, Jorge Pintado, Joely Mayorga, Arianna Díaz y Fernando Rodríguez fueron algunos de los actores que dieron vida a estos personajes.

La obra de teatro ‘El duende’ se convirtió en una de las más aplaudidas.

Después de este recorrido de media hora por las leyendas, Valeska Salazar volvió a los brazos de su padre y de su abuela Mariana Hernández. Se dio cuenta de que se trataba de una actuación. Fueron historias que no había escuchado antes y que los actores sabían que no se borrarían de su memoria. Al menos no olvidará a ‘La llorona’.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA