Las clases inician aún con quejas de padres en distritos

La asignación de cupos e inscritos que no aparecen en ningún plantel son los reclamos más comunes. Los alumnos de bachillerato volvieron a las aulas

25 abr 2017 / 00:00

Mientras el presidente de la República, Rafael Correa y el ministro de Educación, Freddy Peñafiel, inauguraban ayer el nuevo año lectivo 2017-2018 en una ceremonia que se cumplía en el sur de la ciudad, centenares de padres llegaban desesperados a los distritos y sedes educativas para conseguir información o presentar un reclamo sobre la asignación de cupos para sus hijos en los establecimientos educativos públicos de diferentes sectores de Guayaquil.

Las quejas más comunes siguen siendo las de estudiantes inscritos que no aparecen en la lista de ningún establecimiento educativo; las de hermanos ubicados en locales diferentes; y las de alumnos asignados a planteles distantes del sector en donde habitan.

Pero también había representantes que recién ayer querían tramitar una matrícula para su hijo que hasta el año pasado estudió en un colegio privado, así como un traslado de un colegio fiscal a otro.

Los distritos 7 y 8, Los Vergeles y Monte Sinaí, respectivamente, que abarcan sectores del norte y noroeste de la ciudad (los más poblados) recibieron la visita de centenares de padres, quienes llevaban las hojas donde habían impreso sus reclamos o las libretas de calificaciones que daban cuenta de la excelencia académica de los menores, que -a criterio de ellos- podían ser suficientes para alcanzar sus objetivos.

Fátima Rocafuerte Bajaña, de 25 años, informó a Diario EXPRESO que su hijo de 5 años había sido asignado a segundo de básica, cuando recién debería ir a primero. “Él culminó la educación inicial en un jardín particular, pero al momento de solicitar el cupo para una escuela pública le asignaron un grado al que no corresponde”, comentó entre risas la madre de familia que hacía fila en el distrito Los Vergeles.

En los exteriores de la misma entidad estaba Priscila Andrade, de 38 años, quien con lágrimas pedía solución a su problema. Hasta el año pasado sus dos hijos estudiaron en un colegio del sur de la ciudad, pero como ahora vive en Mucho Lote 1 (norte) pidió el traslado a un plantel cercano, pero los niños fueron asignados a uno ubicado en Bastión Popular. “Yo no puedo llevarlos hasta allá. El lugar está muy distante a mi domicilio y muy apartado de la zona”, contó la mujer que lleva en su vientre a su tercer hijo.

En las sedes distritales y en algunos establecimientos educativos había otros reclamos. En la Unidad Educativa Dolores Cacuango, por ejemplo, Leonor Cedeño contó que el nombre de su hija no aparece en la plataforma del Ministerio de Educación, a pesar de estar estudiando hace tres años en ese local. “No puedo oficializar la matrícula porque ahora no consta en el sistema”, se quejó la madre, quien dijo que la tenían de un lugar a otro y no le solucionaban el problema.

En el régimen Costa hay 2’669.197 estudiantes. De ellos 2’062.306 (77,2 %) están en entidades fiscales. Este año, hay 169.558 nuevos inscritos, el 24,6 % de ellos proviene de instituciones privadas, fiscomisionales y municipales.

“Preocupación tardía de los padres”

La Subsecretaría de la Zona 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán) garantiza que todos los inscritos en el sistema educativo fiscal tendrán cupo. No obstante, considera que la aglomeración en algunas instituciones responde a la demanda y preferencia en la educación pública, y a la preocupación tardía de los padres.

Las inscripciones comenzaron el 7 de noviembre del 2016 hasta el 21 de enero del 2017. Luego vino la fase de asignaciones y los traslados.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA