La terminal terrestre saca una buena nota

La organización de las áreas fue uno de los puntos destacados en el foro. El evento acoge a 350 delegados de siete países.

20 sep 2017 / 00:00

La terminal terrestre de Guayaquil debe aprovechar los espacios para fines ecológicos y mantenerse a la par con la tecnología.

Las recomendaciones las hicieron ayer funcionarios a cargo de ese tipo de infraestructura en Latinoamérica y que participan en el I Foro Internacional de Terminales Terrestres, que finaliza hoy en la ciudad.

Cerca de 350 delegados de Ecuador, Perú, Uruguay, Argentina, Colombia, Brasil y Panamá recorrieron ayer las instalaciones de la avenida Benjamín Rosales y de Pascuales.

La mayoría de los invitados resaltó los logros experimentados desde la remodelación de su infraestructura, hace una década. Aplaudieron la organización aplicada desde el arribo hasta el abordaje del pasajero.

Hace diez años, Guayaquil optaba por el modelo ‘termi-mall’ (terminal con centro comercial), tomando como referencia edificios de varias ciudades de Uruguay.

Y fue un experto de ese país, Álvaro Sorrondegui, quien hizo una evaluación sobre la operación de las instalaciones.

El funcionario quedó impresionado por el flujo de personas que registran las dos terminales, que promedian las 65.000 personas por día.

“Ese movimiento de gente es un capital para que otros tipos de negocios puedan desarrollarse a través del centro comercial”, indicó.

Sorrondegui reveló que el planteamiento original para Guayaquil era más amplio, que incluía un centro médico, un edificio independiente para encomiendas y salas de cine.

Pero aclara que aquello no le quita los méritos para el desarrollo que ha logrado la ciudad a través de esas instalaciones.

“En el proyecto arquitectónico se manejaron varias opciones y seguramente se vio la realidad de la comercialización o del marco legal”, opinó.

Sugiere que se tome a la tecnología como un apoyo, pensando en mantener una atención sin aglomeraciones; también en una ampliación del patio de comidas.

Ovidio Buitrago es gerente general de Terminales de Medellín. El funcionario colombiano destacó de las instalaciones de Guayaquil el centro comercial, la organización de las zonas operativas y la automatización del área de abordaje.

Tomando como referencia a Medellín, Buitrago recomienda a los guayaquileños aprovechar los espacios abiertos, como el de la zona de parqueo, para fines ecológicos.

Dentro de la delegación ecuatoriana se encuentra Ángel García, administrador de la terminal terrestre de Portoviejo, que tras lograr el proceso de automatización y sistematización busca en el 2018 la repotenciación de las instalaciones.

El edificio de la capital manabita registra un promedio de 14.760 personas en tránsito, de las cuales el 15 % son viajeros.

“Las restantes personas acuden al centro de negocios, conformado por comedores y comerciales. De allí el interés de cerrar las brechas del edificio y climatizarlo”, remarcó.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA