Johnny Burgos: “Guayaquil necesita 30 años para tener su propia identidad”

El decano de la facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil está seguro de que los problemas que enfrenta Guayaquil radican en la falta de estudios para ejecutar obras.

13 sep 2019 / 00:01

Johnny Burgos aún guarda los planos del proyecto ‘Malecón del Pacífico’, que presentó en 1992, para el rediseño de lo que hoy es el malecón Simón Bolívar. Según el decano de la facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil, era distinto a lo que hoy se proyecta en ese lugar. A pesar de que fue aprobado por la administración de León Febres-Cordero, nunca se ejecutó.

- Cuando fue director del Proyecto de Guayaquil, en 1992, usted propuso un diseño para el malecón que se aprobó, pero no se ejecutó. ¿Cuánto dista del diseño que finalmente se llevó a cabo?

- Aquel diseño mantenía la identidad histórica de la ciudad, del malecón, sí se veía el río. El malecón actual parece más un centro comercial. Se apela al desarrollo, pero no es tan cierto porque las ciudades tienen para parte histórica y la parte contemporánea. En el malecón se olvidó la parte histórica.

- ¿En qué se enfocó en ese esconces?

- En hacer un proyecto, porque Guayaquil no tenía proyecto. Y ese pasaba por realizar una consolidación urbana del centro. Había que hacer un estudio, para de ahí ejecutar obras. La intervención urbana del centro abarcaba desde el cerro Santa Ana hasta la avenida Olmedo; y desde Malecón hasta Boyacá. Se proponía crear hipermanzanas, áreas verdes internas...

- Y de eso, ¿cuánto se ejecutó?

- ¿Convertirlo en obras? No habrá llegado ni al 12 % por decisiones políticas. Después se hizo (el malecón), pero bajo otros conceptos, porque ahora tenemos un ‘centro comercial’ en el malecón y no al Guayaquil patrimonial. Se perdió la identidad urbana y cultural.

- Y esto nos perjudica...

- Es que a alguien que es comerciante le da igual. ¿Pero por qué se genera el turismo? ¿Por qué la gente va a Roma? Porque están las ruinas romanas. Uno va a Barcelona porque está La Sagrada Familia. El problema es que no se desarrollan proyectos que consoliden la identidad urbana.

- ¿Y cuánto tiempo le tomaría a Guayaquil, con base en ese diseño urbano, recobrar esa identidad que considera que perdió por no hacer planificación previa de las obras?

- Si se plantea una estrategia a mediano plazo y se crea el concepto de distritalización, yo creo que a 10 años podríamos empezar a consolidar una nueva ciudad. Esto solo en metropolización. Pero si hablamos de un cambio de núcleos administrativos, son 15 años más. Y luego, con la consolidación de ejes urbanos y la vialidad, hablamos de 30 años para que Guayaquil sea otra ciudad y sea Guayaquil misma, es decir para que tenga su propia identidad.

- ¿Cómo se llega a esto?

- La conurbación desordenada de Guayaquil por crecimiento vegetativo. Eso es Guayaquil y es doloroso porque llegó a una conurbación que nadie quiso diseñar. ¿Dónde está el proyecto? ¿Dónde está el diseño de la ciudad? Primero hay que hacer un diseño para ejecutar un plan; (en Guayaquil) se hace primero el plan sin un diseño.

Y aquí es donde se chocan las capacidades creativas de pocas personas con las decisiones políticas e inversiones financieras.

- Entonces usted considera que la mayoría de obras en Guayaquil se han hecho sin estudios. ¿Cuáles usted identifica que hayan sido un desacierto para la ciudad?

- Yo creo que algunas han sido oportunas, pero no adecuadas. Por ejemplo Guayarte, que fue oportuna porque a la gente le gusta farrear, divertirse, comer, pero están creando una disfunción social. El de la Aerovía me parece un buen proyecto, pero sin estudios. Lo que habría que analizar es cuántos proyectos se han dejado de lado y cuál es el diseño de la ciudad que han tenido las administraciones públicas.

- Si se quisiera trazar un esquema urbano para Guayaquil, ¿por dónde empezaría?

- Nosotros tenemos un problema complejo en el distrito norte de Guayaquil. Todo lo que tiene que ver con las nuevas ciudadelas e invasiones. Todo eso no tiene proyecto, pero se hizo una vía.

- Sus alumnos han hecho estudios de diversas parroquias. ¿Qué problemas han detectado?

- Hemos descubierto que determinada parroquia tenía 37 escuelas, cuando la norma dice que deben tener 7. Pero no tiene un centro artesanal o no tiene áreas verdes. Hay parroquias con equipamientos comerciales, pero no tienen servicios. Son parroquias que no son parroquias.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA