Guayaquil aún tiene edificios dañados en 2016 por reparar

Hay dos subsanados y uno pendiente, dice el Cabildo. Las estructuras aún están deshabitadas. Moradores temen que los inmuebles cedan con otros temblores.

06 feb 2019 / 00:01

El sismo, ocurrido hace dos días, con magnitud de 5,98 en la escala de Richter, retomó el debate sobre el peligro que representan a la ciudad las edificaciones que quedaron afectadas en el terremoto de 2016.

En ese año, la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil emitió un informe que indicaba afectaciones en 243 edificaciones en Guayaquil, de las cuales 100 tenían problemas de mampostería, otras 100 de partidura del enlucido, y las 43 restantes fueron notificadas por daños en su estructura.

“En los primeros casos, los dueños tenían que subsanar y reparar”, dice Xavier Narváez, director del Departamento de Justicia y Vigilancia del Municipio, responsable de hacer que se cumplan dichas reparaciones. Mientras tanto, explica que los 43 restantes debían presentar un informe de las estructuras para conocer cuál sería el procedimiento. De esta cifra, -asegura- se arreglaron 40 y quedaron tres inmuebles pendientes.

Una de estas edificaciones es el edificio Fénix, ubicado en Pedro Carbo y Aguirre, donde antes funcionaba el edificio de la Fiscalía del Guayas. Esta estructura, de más de 40 años de existencia, fue diagnosticada, luego del terremoto, con un hundimiento en uno de sus pilares. La solución determinaba la demolición del último piso para aliviar el peso. “Ellos se comprometieron a realizar este procedimiento. Si ustedes se fijan en la parte superior ya se están haciendo estas demoliciones”, menciona Narváez.

Otro de los edificios afectados por los estragos del terremoto de 2016 es el Premasa, situado en la esquina de las calles Pedro Carbo y Colón. Según Narváez, la edificación ya está en reparación. Sin embargo, la estructura aún no es habitable. “Desde que ocurrió el terremoto, hasta ahora se ha habilitado un solo negocio. A partir de esa fecha se desalojó el edificio. Ahora estamos arreglándolo y mejorando la fachada. Calculamos que hasta finales de este año lo podamos reabrir”, indica Antonio Illingworth, administrador del edificio.

Guayaquil aún tiene edificios dañados en 2016 por reparar
Premasa. Deshabitado, en arreglos de su fachada.

El inmueble Vihcar, este sí, visiblemente en condiciones deplorables, ubicado en la esquina de la calle Luque y Carchi, donde funcionó, hasta el día del terremoto de hace tres años, la Unidad Judicial de Familia, Mujer, Niños y Adolescentes; no ha recibido ninguna reparación, de acuerdo con Narváez.

“Inmobiliar (entidad a la que pertenece) no se ha presentado hasta el momento, pese a que se les impuso una multa de cerca de $ 35.000”.

Por su parte, Ronald Baidal, coordinador general de asesoría jurídica de Inmobiliar, explicó a EXPRESO que la multa fue impuesta a la Judicatura, institución a la que pertenecía el edificio.

“Recién en abril de 2018 se entregó la edificación a Inmobiliar. Entonces a nosotros no nos ha llegado ninguna boleta de Justicia y Vigilancia”. Además, sobre la estructura, aclaró que se está realizando un análisis económico de la edificación. “Estamos revisando si es más conveniente subastar el edificio o venderlo a una persona que esté interesada en su demolición”, explica.

Asimismo, recuerda al Municipio hacer una actualización del avalúo. “Lo tienen registrado con un valor alto y esta es una infraestructura vetusta”, señala.

Hemelina Cepeda, transeúnte frecuente del sector, mira con cierta desconfianza este edificio: “Tantos vidrios que hay aquí, mi hijo estudia cerca y hay una estación de la Metrovía. Imagínese al peligro al que se exponen los niños si hay un nuevo temblor en horas de clases”.

Reporte oficial

6 daños dejó el temblor reciente

Sobre el sismo ocurrido el lunes pasado con epicentro en Playas, la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG) emitió un informe que detalla seis reportes de daños en el cantón Guayaquil. En Guayaquil se reportaron cuatro edificaciones con afectación estructural. En la más afectada, situada en la calle 29 y Rosendo Avilés, ayer se desprendió una pared, sin causar daños. Asimismo, se reportó una afectación en Puná y dos en Tenguel. En ninguna hubo víctimas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA